Aprender a liberarse

7237_664726550220966_933337470_n

Los orientales hablan de lo inútil de crear oleaje cuando no sopla el viento; como cuando comemos desenfrenadamente o buscamos sexo para llenar con comida o con sexo un “vacío interior”. Pero como la comida y el sexo no están para eso, se produce creciente insatisfacción y una triste obsesión.
A la persona desbocada, obsesionada por un placer, por ejemplo, en realidad no es el placer lo que lo motiva, sino la curiosidad de lo que no ha experimentado. La expectativa de lograr algo que todavía no ha probado. Olvida que el ser humano “no puede tenerlo todo”. Lo único infinito es su deseo, porque fue creado para el Infinito divino. Las cosas, los cuerpos, los proyectos, no tienen esa dimensión infinita, y por eso nunca son suficientes.
Solo la curiosidad sostiene las obsesiones, porque en el fondo la curiosidad es preguntarse: “¿ Y si eso que yo no tengo pudiera darme la paz y la plenitud que no consigo”?. Entonces luchara hasta que consiga saberlo. Y volverá a defraudarse. Es necesario convencerse de ese engaño, verlo con claridad, reconocerlo de frente y tomar la decisión de liberarse de esa mentira.
Cada vez que en nuestro interior se hace presente una sensación de insatisfacción o de tristeza, tendremos que preguntarnos cual es la obsesión interior – inventada por nosotros mismos – que esta causando esta insatisfacción y nos esta engañando.
El primer remedio a las insatisfacciones es “tomar consciencia clara” de lo que estoy sintiendo. Por ejemplo: vanidad porque me rechazaron, tristeza por lo que quiero gozar y no puedo, rencor porque me han despreciado, humillación porque perdí un afecto que me negaron, frustración porque no logre lo que tanto deseaba. Entonces me pregunto: ¿ Vale la pena este sentimiento ? ¿ Es valioso y saludable que yo lo alimente? ¿ No sera mejor para mi fomentar otro sentimiento que me brinde paz, alegría y libertad?. De esta manera uno suelta la obsesión por su imagen, se libera de su orgullo lastimado, suelta su vanidad tonta e inútil, o su afecto insatisfecho y se entrega con creatividad y entusiasmo a mejorar el mundo para los demás.
En realidad esta toma de consciencia es el ejercicio mas importante para aprender a soltar y liberarse de los apegos y las obsesiones por poseer y dominar. Se trata de detenerse a contemplar estos procesos mentales de los apegos, y de los sufrimientos que proceden de esos apegos. No para lamentarse, para juzgarse o despreciarse a si mismo, solo para descubrir que hay en nuestro interior y quitarle fuerzas:

Si las sensaciones son contempladas como burbujas que se inflan y se desinflan, su conexión con la avidez o la aversión, sera mas y mas debilitada, hasta que finalmente se quiebre esa atadura. Mediante esta practica el apego a gustos y disgustos sera reducida y, mediante esta practica, un espacio interior sera conquistado para conseguir el crecimiento de virtudes y emociones mas refinadas para: el amor benevolente y la compasión, para el contento, la paciencia y la resistencia.

(Víctor Manuel Fernandez de su Libro Para liberarte de los apegos y obsesiones).

Fairy-Wallpaper-fairies-19086432-1024-768