Libérese de la responsabilidad

311897_265883426777883_233964723303087_868486_2126541517_n

Si usted tiene un comportamiento codependiente, usted está tratando de llenar sus necesidades a través del impulso de “hacerlo todo”. O bien, siendo para la otra persona “el todo en todo”. Sin embargo, usted puede iniciar el camino a la recuperación liberando su deseo de controlar o cambiar a la persona que usted ama.

Reconozca que usted es dependiente de la otra persona, y ponga su confianza en Dios.
• Admita que la codependencia es un pecado.
• Pida a Dios que le dé el deseo de ponerlo a él primero y agradarlo en todas sus relaciones.
• Decida buscar al Señor para que él llene sus necesidades de amor, significancia y seguridad.
• Acepte que Dios no lo creó para llenar todas las necesidades de otra persona.

Examine sus patrones de pensamiento codependiente
• No piense que la semejanza con Cristo consiste en agradar a otras personas.
• No piense que su papel principal siempre será el de guardar la paz.
• No tenga miedo a perder el amor de los demás cuando les permite sufrir las consecuencias de sus acciones negativas.
• No diga sí cuando en realidad cree que debe decir no.

Libérese de su mentalidad súper responsable.
• Confiese que está tratando de ser Dios en la vida de otra persona.
• Confíe en Dios para que actúe activamente en la vida de su ser querido.
• Acepte que no puede obligar al otro a ser confiable y responsable.
• Descanse en el control soberano de Dios sobre todos los acontecimientos y circunstancias.

Perdone a todos aquellos que lo hirieron en el pasado.
• Reflexione en el abuso emocional o físico que experimentó en el pasado.
• Decida a qué persona debe usted perdonar.
• Decida perdonar siempre que vuelvan a su mente los sentimientos de ira.

Establezca límites saludables.
• Comunique al otro la necesidad de cambiar.
“Me he dado cuenta que no te estoy reaccionando en forma saludable. He sido demasiado dependiente de ti esperando que cubras todas mis necesidades. También he tratado de llenar todas tus necesidades. Me he convencido de la necesidad de que tengamos una relación saludable y que debo poner a Dios en primer lugar. Yo sé que he reaccionado en forma negativa contigo y trataré de empezar a tener reacciones positivas tomando decisiones basado en lo que es correcto ante los ojos de Dios”.
• Establezca cuáles serán los límites de su responsabilidad.
• Establezca los límites de su involucramiento.
• Mantenga una comunicación honesta sin utilizar lenguaje abusivo.

Cambie su energía emocional por energía espiritual.
• Ponga a Dios y su crecimiento espiritual como la prioridad más importante.
• Asista a un estudio bíblico profundo.
• Memorice pasajes de las Escrituras.
• Hable con Dios y dé caminatas de oración.
• Dirija sus pensamientos al Señor.

“Cada vez que vuelva a pensar en la persona de quien usted depende, agradezca a Dios su fidelidad al ayudarle a romper con su adicción enfermiza”.

(June Hunt de su Libro “Codependency”).

728a

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s