Reflexión de Al-Anón: 14 de Octubre

20110527063019

UN PROGRAMA PARA VIVIR

Por la noche, cuando nos acostamos, revisamos constructivamente nuestro día… Al despertar, pensamos en las veinticuatro horas que tenemos por delante… Antes de empezar, le pedimos a Dios que dirija nuestro pensamiento, pidiendo especialmente que esté disociado de motivos de autoconmiseración, falta de honradez y de egoísmo. (ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 80).

A mí me faltaba serenidad. Con más trabajo del que parecía posible, aunque me esforzara mucho, cada vez estaba más atrasado. Las preocupaciones por las cosas que no había hecho ayer y el temor de los plazos límites de mañana me quitaban la calma que yo necesitaba para ser eficaz cada día. Antes de dar los Pasos Diez y Once, empecé a leer párrafos como el citado arriba. Trataba de enfocarme en la voluntad de Dios, no en mis problemas, y de confiar en que El manejaría mi día. ¡Dio resultados! Lentamente, pero dio resultados.

(REFLEXIONES DIARIAS del Libro de Reflexiones escritas por los A.A. para los A.A.).

072609_as_es24houraa_0011

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s