Meditación 31 de Marzo: Dolor/Sufrimiento

1570203

Las flores crecen a partir de los momentos de oscuridad. (CORITA KENT).

El dolor es inevitable en la vida. Cuando empezamos a recuperarnos de él, podemos ver que gran parte del sufrimiento que experimentamos está directamente relacionado con nuestra tozudez y nuestro espejismo de control. Cuanto más nos agarremos a los temas, creencias o experiencias que hemos deseado y que ya han quedado viejas, más duro será el «golpe que tenemos que recibir en la cabeza» para aprender. Contrariamente a muchas creencias religiosas, sufrir no es algo noble. Con frecuencia, es algo simplemente estúpido y procede de nuestra tozudez y de la necesidad de tenerlo todo controlado.
Cuando nos apegamos a nuestro sufrimiento, solemos perder esas «flores que crecen a partir de los momentos de oscuridad».

Mi sufrimiento me enseña acerca de mi enfermedad. Mi dolor me enseña acerca de la vida.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

163573_408773232553251_1791110266_n

Meditación 30 de Marzo: Devenir

38938f338980fa0640e91772e815a94d-d32twim

Un jarrón de barro puesto al sol será siempre un jarrón de barro. Tiene que someterse a temperaturas elevadas para convertirse en porcelana. (MlLDRED WlTTE STOUVEN).

Realmente no hay nada malo en ser un jarrón de barro. Sólo que todos/as tenemos la posibilidad de convertirnos en porcelana. Y no es tan sencillo como cocerse o no. Algunas explotamos en el horno. Otras nos deshacemos incluso antes de entrar en el horno, y otras nos agrietamos amenazando gravemente nuestro valor utilitario.
Pero la respuesta más triste es haber pasado por el fuego y negarse a convertirse en porcelana. Todas nosotras tenemos hornos en nuestras vidas. Pero no todas nosotras aprovechamos la lección de haber pasado por el fuego.

Es nuestra fe la que facilita nuestra entrega al fuego.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

31564_4251011753083_947315421_n

Meditación 29 de Marzo: Pasión

shutterstock_182141369-1728x800_c

Es obligación del alma ser leal a sus propios deseos. Debe abandonarse a sí misma a su pasión principal. (REBECCA WEST).

Muchas mujeres competentes lo pasamos mal intentando distinguir entre pasión y adicción al trabajo. Cuando oímos la preocupación que surge sobre los efectos letales del trabajo compulsivo, casi nos preguntamos a nosotras mismas (o nos justificamos): «Pero, ¿cuál es el problema de estar apasionada con mi trabajo? ¿Me estás diciendo que apasionarme por mi trabajo es ser adicta al mismo?»
Muchos de nuestros modelos de éxito eran personas que querían ser devoradas por su trabajo. Esto nos confunde.
La verdadera pasión y hacer lo que es importante para nosotras no tiene por qué destruirnos. De hecho, lo que es destructivo es cuando la pasión se convierte en compulsivídad.

Mi pasión me alimenta. Mi adicción me devora. Existe una gran diferencia entre las dos.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

trabajando

Meditación 28 de Marzo: Desesperación

tratamiento_adicciones_alcoholismo_ctgrupo4_madrid_2(2)

Si Dios es una mosca en la pared, Nanny, pásame el matamoscas. (GABY BRIMMER).

Incluso Jesús se sintió abandonado por Dios. Nos podemos identificar con él. Hemos estado enfadadas con Dios, y hemos abandonado nuestro Poder Superior porque nos hemos sentido abandonadas.Ese Dios del que queremos depender simplemente se niega a vivir nuestras vidas por nosotras. Queremos dejárselo todo a nuestro Poder Superior, tumbarnos y relajarnos, y ese viejo Poder no coopera.
¿Dónde está el matamoscas? Si mi Poder Superior no lo hace a mí manera, ¡al infierno con él!
¡Vale!
Disfrutando un poco, ¿no es cierto? Una lucha con Dios puede mantenernos ocupadas por un tiempo.

Cuando me siento abandonada por mi Poder Superior, soy yo la que se ha ido.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Un-dia-a-la-vez-al-anon-confiar-dios

Meditación 27 de Marzo: Desaliento

424138_363755823723537_478196320_n amor incondicional

Sólo las flores polvorientas, el golpeteo de incensarios y las huellas sobre pistas, que parten de algún lugar y no conducen a ninguna parte. (ANNA AKHMATOVA).

¡Qué bella expresión de desaliento!… Huellas sobre pistas que parten de algún lugar y no conducen a ninguna parte. Todas hemos intentado tan arduamente hacer las cosas apropiadas. Hemos ido a las escuelas adecuadas, seguido las reglas, trabajado muchas horas, hemos renunciado a largas duchas… ¿y para qué?… huellas sobre pistas que parten de algún lugar (con flores polvorientas en el camino), o tal vez huellas que no partían de ningún lugar y no conducían a ninguna parte.
Calma. Por supuesto nos sentimos desanimadas a veces. La recuperación es más parecida a una espiral que a una línea. Nuestras luchas nos ofrecen la oportunidad de conocer mejor las múltiples facetas de nuestra enfermedad.

La recuperación no tiene por qué ser una línea recta. Mientras esté en el camino, debo estar yendo a alguna
parte.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

delfin-enjolras-mujer-leyendo-junto-a-una-ventana

Meditación 26 de Marzo: Valor/Miedo

alborova5

El valor y el miedo tienen sus propias oraciones. (DOROTHY BERNARD).

Me pregunto si es posible estar en contacto con nuestro verdadero valor sin estar en contacto con nuestra espiritualidad. Sabemos cómo ser temerarias. Sabemos cómo tomar riesgos. Incluso sabemos cómo ponernos en vereda.
Pero ¿sabemos cómo elevarnos por encima de nuestros miedos paralizantes, profundizar en nuestro espíritu y encontrar el valor que se encuentra en él? ¿Tenemos el valor para afrontar la cotidianidad de la vida? ¿Podemos admitir un error sin caer en el lujo del autocastigo?¿Tenemos el valor de ser honestas y de mirar cómo somos realmente con las personas que amamos? ¿Tenemos el valor de devolver al carnicero un pedazo de carne en mal estado, o nos limitamos a gruñir?
Cuando nos enfrentamos a nuestros miedos y nos permitimos conectar con el poder que está en nosotras y más allá de nosotras, aprendemos a tener valor.

Mi valor es cada día igual que mi espiritualidad.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

5630bb8015caf libertad

Meditacion 25 de Marzo: Ocupaciones Permanentes

workaholic

No había ninguna necesidad en absoluto de hacer todas las tareas domésticas. Después de los primeros cuatro años, la suciedad no ha aumentado. (QUENTIN CRISP).

Me encanta sencillamente esta cita de Quentin Crisp. Me hizo detenerme y considerar la posibilidad de que fuera verdad. ¿Hubiera tenido alguna vez el valor y la seguridad de dejar mis tareas domésticas durante cuatro años, para ver si había un límite natural a la suciedad acumulada? De ninguna manera, no estoy segura de quererlo. Pero, ¿qué cantidad de tareas domésticas llevo a cabo porque necesito mantenerme ocupada y no porque necesiten realmente ser hechas?
Una de las características de una adicta al trabajo es la costumbre de aplazar las decisiones. Con frecuencia, nuestras ocupaciones son una forma sutil de aplazar decisiones que nos mantienen alejadas de lo que hay
que hacer realmente.

Estoy agradecida por las cosas que oigo que me dan la oportunidad de cambiar mi percepción, aunque sea ligeramente.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

trabajando