Mes: abril 2016

Meditación 30 de Abril: Aislamiento

cheerful young women at home working on her laptop computer

Una de las razones por las que la sociedad se ha convertido en este barullo es porque estamos aislados unos/as de otros/as. (MAGGIE KUHN).

El aislamiento es una de las características de la adicción. El aislamiento es una de las características de las mujeres que hacemos demasiado.
Podemos estar rodeadas por personas todo el día, pero nuestra dedicación decidida a nuestro trabajo nos aisla. No nos gusta ser interrumpidas por las amigas.
Nos enfadamos cuando las cosas no salen bien, y entonces los demás tienen miedo de acercarse a nosotras. Nos hemos encerrado tanto en nuestro trabajo, en nuestras ocupaciones y en nuestras prisas como cualquier persona alcohólica en su botella. Hemos olvidado cómo salir, y ni siquiera tenemos el tiempo para recordarlo. Creemos que si tuviéramos simplemente más tiempo para centrarnos en nuestro trabajo nos sentiríamos mejor, y en vez de ello nos sentimos exhaustas. El aislamiento es una pérdida de energía

Necesito aprender la diferencia entre aislamiento y soledad.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

stbz12_074 (neurosis)

Meditación 29 de Abril: Miedo/Manipulación

el cambio_magicodespertar

Todas las mujeres nos damos prisa. Las mujeres observamos las caras, las voces, los gestos, los cambios de humor. Somos personas que tenemos que sobrevivir a través de la astucia. (MARGE PIERCY).

La mayoría de las mujeres somos investigadoras consumadas. Hemos desarrollado capacidades para reunir datos que pondrían en evidencia a la mayoría de los investigadores. Estamos continuamente escudriñando rostros, cuerpos y situaciones para obtener claves sobre lo que es aceptable y sobre aquello de lo que tenemos que apartarnos. Desgraciadamente, nos hemos convertido en muchas ocasiones en personas que tienen que «sobrevivir a través de la astucia». Nuestro estado de alerta permanente proviene de nuestro miedo a que hagamos lo que hagamos nunca es suficiente —nuestro miedo de que nosotras no somos suficientes por mucho que hagamos—. Tenemos que ser astutas para sobrevivir, o eso es lo que hemos llegado a creer. Algunas personas han dicho que esta revolución de las mujeres es la única revolución en la que la vanguardia del enemigo está en nuestras propias cabezas.

Soy suficiente. Sólo aceptaré lo que tengo para dar.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

732e09916a1d1b64c421f86om0

Meditación 28 de Abril: Belleza

75154_398979943508793_1179371485_n

¡Oh, fue una mañana magnífica! Supongo que la mejor mañana de primavera es el mejor tiempo que Dios tiene para ofrecer. Con seguridad, nos ayuda a creer en Él [sic]. (DODIE SMITH).

¿Cuánto hace que no gozamos con un día hermoso? ¿Cuánto hace que ni siquiera nos permitimos observar que es un día hermoso?
Las que vivimos en ciudades nos ponemos obstáculos que nos desafían a hacer todavía un poco más de esfuerzo para notar qué día hace.
Para las mujeres que hacemos demasiado, un día hermoso sólo vale la pena de ser apreciado si no presenta el inconveniente de la lluvia o la nieve. Un día hermoso se convierte entonces sólo en un instrumento para hacer más cosas. Pero existen otras posibilidades.

Anhelo la conciencia de poder decir: «¡Oh, fue una mañana magnífica!»

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

1966865_749750265044559_208735832_n

Meditación 27 de Abril; Opciones/Sentirse Atrapada

dependencia_relaciones_toxicas_getty_130924

He descubierto que siempre tengo opciones y que, en ocasiones, se trata simplemente de optar por un cambio de actitud. (JUDITH M. KNOWLTON).

Una de las características más devastadoras del proceso de adicción es que nuestras percepciones, nuestro discernimiento y nuestro pensamiento se vuelven tan distorsionados que no tenemos más opciones y nos quedamos totalmente atrapadas. Tenemos la ilusión de que sólo existen dos opciones (normalmente continuar en lo que estamos o dejarlo) y ninguna de las dos nos atrae.
Pero tenemos opciones. Tenemos opciones incluso si la única posible por el momento es la de ver que estamos estancadas y aceptar ese «estancamiento». Sorprendentemente, cuando aceptamos de verdad nuestro estancamiento,nuestra situación comienza a cambiar. Con frecuencia no es la situación la que nos mantiene estancada, sino nuestra actitud en relación con una situación concreta.

Las opciones son parte del ser humano. Cuando siento que no tengo elección, probablemente estoy actuando impulsada por mi enfermedad.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

a11 (el miedo)

Meditación 26 de Abril: Ocupaciones

servicios-limpieza-doméstico-alicante

Esta estación del año es variable, caprichosa y enloquecida, lo mismo que yo estos días, que están cubiertos con tantas obligaciones y cosas que atender. (MAY SARTON).

Cuando no reconocemos que hemos llegado al punto de estar demasiado ocupadas y que abarcamos demasiado, también nos encontramos «variables, caprichosas y enloquecidas». La falta de conciencia de nuestras necesidades y nuestra incapacidad para satisfacerlas establece una situación en la que nuestro único recurso es volvernos tan desagradables que los demás nos dejan solas. Entonces, no tenemos que tomar la responsabilidad de afirmar que necesitamos tiempo para nosotras mismas y tomarlo de verdad. Por supuesto, esta técnica singular para conseguir tiempo para estar solas suelen producir grietas que han de ser reparadas después.
Existen otros medios de conseguir lo que necesitamos. Podemos dejarnos saber a nosotras mismas que necesitamos tiempo
para estar solas y entonces podemos disponer las cosas para tenerlo.

Tomar el tiempo que necesito para mi misma puede ser menos excitante que crear una crisis, y en todo caso es menos confuso.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

amiga-cafe-amigos-social-relaciones

Meditación 25 de Abril: Fe

Portrait of a beautiful woman doing breath exercises with an autumn unfocused background

La experiencia de Dios, o en todo caso la posibilidad de vivirlo, es innata. (ALICE WALKER).

Rogamos a un Dios «por ahí afuera», y nuestras voces vuelven como naves espaciales quemadas que han atravesado el universo. Preguntamos a las personas autorizadas cómo tener la experiencia de Dios y nos damos cuenta de que éstas han llegado a adorar sus rituales y sus técnicas, pero que parecen saber poco de Dios. Ningún profeta de la antigüedad se ha sentido tan solo como nosotras cuando deambulamos por la selva de nuestras ciudades y organizaciones. ¿Cómo podría ningún Dios salir adelante a través de toda esta trama de hormigón y de acero?
Pero cuando nos detenemos, tenemos un vislumbre de comprensión de lo que significa decir que «la posibilidad de vivir a Dios es innata». No necesitamos buscar esta posibilidad. Está ya dentro de nosotras.

La posibilidad de experimentar un poder más grande que yo ha estado siempre ahí llamando a mi puerta interior.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

alborova5

Meditación 24 de Abril: Estar sin Proyectos

cheerful young women at home working on her laptop computer

Fuera de la tensión del Hacer, en la paz de lo Hecho. (JULIA LOUISE WOODRUFF).

Cuando la mayoría de las mujeres terminan una labor, dan un suspiro de alivio, se recuestan y se otorgan un bien merecido descanso. Pero no es así para las mujeres que hacemos demasiado. La «paz de lo Hecho» simplemente no está computada. No existe ninguna experiencia con la que poder relacionar este concepto.
Afortunadamente, cuando vemos que no estamos hablando de hacer demasiado, empezamos a tomar una perspectiva diferente.
Empezamos a aprender que iniciar y acabar no es lo mismo. Empezamos a darnos cuenta de que el proceso de acabar un proyecto importante tiene todo el derecho a ser dignificado por un proceso natural de esfuerzo. Algo que exigía lo mejor de nosotras mismas ha terminado. Lo echaremos en falta.

Estar sin proyectos y no tener valor no son sinónimos.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

1