Meditación 28 de Mayo: Ocupaciones/Agotamiento/Sueño

dependencia_relaciones_toxicas_getty_130924

Tengo los nervios tan de punta que no puedo ir a dormir por las noches. Simplemente no puedo relajarme. Con suerte llego a dormir cinco horas por la noche. (BARBIE).

Uno de los efectos laterales de nuestras vidas como mujeres que hacemos demasiado es que tenemos los nervios tan de punta que no podemos descansar y dormir todo lo que necesitamos. Estamos continuamente atareadas. Incluso cuando nuestros cuerpos van a desplomarse de fatiga, no podemos relajarlos y dejarles experimentar la regeneración tranquilizante de un sueño profundo. A veces, incluso cuando queremos dejarlo todo, es tan doloroso que descubrimos que no somos capaces. Nos privamos de la curación que se produce durante la fase alfa del sueño. Nos movemos con los nervios rotos, como si fueran calcetines que no han sido remendados por manos cuidadosas. Nos hemos privado a nosotras mismas de la experiencia inconsciente de tejer reunidos los hilos descosidos y desgarrados de nuestras almas y volver a coser los agujeros producidos por las escaramuzas de nuestra cortesía cotidiana. Necesitamos nuestro descanso.

El sueño es uno de los regalos regenerativos de la vida. Sólo lo echo en falta cuando no lo tengo.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

musica-relajacion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s