Mes: agosto 2016

Meditación 31 de Agosto: Tiempo de Soledad

376660_476580245695089_1195408222_n

Ya ves, la imaginación necesita cambios de humor, holgazanear mucho tiempo, de manera ineficaz y feliz. (BRENDA UELAND).

¡Qué palabras más maravillosas: cambios de humor, holgazanear…! Tengo una amiga que dice que le gusta «holgazanear». La palabra suena como lo que es: holgar,no hacer nada.
Yo tenía un gran perro llamado Bubber que era uno de mis principales maestros. Solía sentarse en nuestra cabana en lo alto de la montaña y se limitaba a mirar.
Para mí era difícil imaginar qué es lo que se pasaba mirando todo el tiempo, así que un día me senté a su lado a observar. Estuve a su lado mucho tiempo y experimenté lo que significa simplemente sentarse y simplemente mirar. Aprendí a darme el tiempo de sentarme y de mirar. Se ve mucho cuando se limita una a sentarse y mira. Sin hacer nada más… sólo mirar.
Bubber ha muerto, pero todavía vive la sabiduría que me enseñó de sentarme sencillamente y mirar.

No todas nosotras podemos tener Bubbers, pero todas nosotras podemos desarrollar la capacidad de sentarnos y mirar.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

retratos-de-mujeres-con-flores (10)

Meditación 30 de Agosto: Estar Obsesionada/Necesitar a los demás

12288404-Estr-s-mujer-de-negocios-a-llegar-tarde-con-el-reloj-bajo-el-brazo-Negocio-de-la-fotograf-a-con-el-c-Foto-de-archivo

Ella, que es capaz de montar un tigre, tiene miedo de bajarse de él. (PROVERBIO).

Estar obsesionadas con nuestro trabajo se piensa a menudo que es un requisito del éxito. Pero, ¿cuándo ocurrió que la cola empezó a mover al perro? ¿Cuándo fue el momento en el que dejamos de hacer nuestro trabajo y nuestro trabajo empezó a hacernos a nosotras?
Es mucho más difícil bajarse de una montaña rusa que montarse en ella. Es por esto por lo que necesitamos la compañía de las demás personas que están batallando con los mismos problemas: ellas apoyan nuestro proceso de desengancharnos de nuestro hacer obsesivo.
Sólo con el apoyo de los demás y la conexión renovada con un poder más grande que nosotras podemos esperar recuperarnos y volvernos totales.

Supongo que puedo bajarme si tengo a algunas personas que sujeten al tigre.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

mujer-dormida-encima-maquina-de-escribir

Meditación 29 de Agosto: Guardar las Apariencias

despertar-espiritual-1.jpg

La virtud de las mujeres es la mayor invención del hombre. (CORNELIA Ons SKINER).

¿Cuánto nos distorsionamos a nosotras mismas para intentar agradar a los demás?. Las mujeres hemos sido históricamente controladas por las demandas y las expectativas de los demás. Hemos estado tan dispuestas a dejarnos definir por los demás y tan ansiosas por encajar en sus definiciones que hemos perdido las huellas de quiénes somos.
A medida que nos ponemos en contacto con nosotras mismas, nos damos cuenta de que muchas de las definiciones de quiénes somos «por naturaleza» las mujeres son creadas para que cuidemos a los demás. Por ejemplo, una verdad aceptada de la psicología es que las mujeres somos «habitantes naturales de nidos». Pero recientemente, cuando las mujeres han empezado a divorciarse, parece que son los hombres los que se encuentran rápidamente a otra mujer para que les haga el nido, mientras que las mujeres se convierten en nómadas. Muchas de las definiciones de lo que somos han sido inventadas por nosotras para los demás, para agradarles y satisfacer sus necesidades, y hemos intentado desesperadamente ajustar sus imágenes de lo aceptable.

Una mujer virtuosa es alguien que es ella misma.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

relaxation_breathing_techniques

Meditación 28 de Agosto: Humor/Relaciones

libertad-mujer-976x659

Cuando ves con lo que [sic] se casan algunas mujeres, te das cuenta de cuánto deben odiar trabajar para vivir. (HELEN ROWLAND).

¡Vaya broma! Algunas de nosotras pensábamos que si nos casábamos con el hombre adecuado, o encontrábamos la pareja ideal, no tendríamos que trabajar. ¿Pero hemos considerado alguna vez cuánto trabajo supone estar casada con alguien para no tener que trabajar? ¿Hemos pensado alguna vez cuánto trabajo supone no hacer nuestro trabajo?
¡Qué tentador es vender nuestras almas por lo que pensamos que es un buen precio!
Las mujeres hemos estado demasiado dispuestas a ser objetos, a hacernos objetos sexuales y a hacer de los hombres (o de otras mujeres) objetos de matrimonio. Al hacerlo, hemos perdido las posibilidades de relaciones verdaderas. No es posible relacionarse con un objeto.

Recuerda, una tiene que actuar para obtener el precio. Pero hay que ser para relacionarse.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

tele-fono_1_ampliacion (mujeres atareadas)

Meditación 27 de Agosto: Soledad

stbz12_074 (1)

Por haberse separado de su fuente interna de poder, realmente se sienten solas y perdidas. (SHAKTI GAWAIN).

Como dice Norma Jean Harris en la novela Norma Jean, la reina de las termitas, de Sheila Ballantyne: «¿Cómo puedes plantear una pregunta, por ejemplo, a alguien que no está ahí?»
Cuando pensamos qué es lo que falta en nuestras vidas, tal vez llegamos a la conclusión de que ¡somos nosotras! Oh, desde luego funcionamos bien. Hacemos lo que hay que hacer. Incluso somos eficientes e imaginativas en ocasiones, pero muchas veces nos sentimos como zombis llevando nuestra rutina sobre raíles bien engrasados. Hemos perdido el contacto con nosotras mismas, y no hay nada más solitario que esto.
Cuando hemos perdido el contacto con nosotras mismas, nada externo nos puede ayudar. Esposos, amigos/as, trabajo… nada puede sustituir lo que falta cuando nos hemos separado de nuestra «fuente interna de poder». Faltamos nosotras, y la única manera de remediar este problema es encontrarnos de nuevo. Encontrarnos toma tiempo. Es un arduo trabajo y vale la pena hacerlo.

Yo buscaba por todas partes lo que faltaba en mi vida, y entonces descubrí que era yo.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

5997a057

Meditación 26 de Agosto: Maternidad/Paternidad

Father and son on a pier relaxing together

Así pues, aprender (hacer, devenir) en lugar de lograr es la solución de la maternidad/paternidad. (POLLY BERRIEN BERENDS).

¡Qué confusas/os estamos respecto a cómo hacer de madres/padres! Muchas veces estamos estancadas/os en la extraña creencia de que nuestra responsabilidad es la de enseñar a nuestros/as hijos/as. Olvidamos que es igualmente importante aprender de ellos/as. Algunos/as de nuestros/as hijos/as no toman la responsabilidad de enseñarnos en serio, pero también es cierto que las madres y los padres somos notoriamente lentas/os en aprender.
Nos es difícil aprender algo cuando creemos que toda la enseñanza ha de ir en una sola dirección. ¡Cuánto nos perdemos a causa de esta arrogancia!

Tal vez una de las razones de que mi hijo/a me escogiera como madre/padre fue porque había muchas cosas que yo tenía que aprender.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Hijas-adolescentes-1

Meditación 25 de Agosto: Felicidad/Control

workaholic

De repente parecían ser tan felices como si hubieran sorprendido una mariposa en los bosques de invierno. (EDITH WHARTON).

La felicidad, como la mayoría de los procesos importantes de la vida, no puede ser planificada. A menudo llegamos a creer que seríamos felices con sólo tener un empleo importante, mucho dinero, la relación adecuada, hijos/as inteligentes y guapos/as y una casa adorable.
Cuando alcanzamos estas metas y nos sentimos aún deprimidas en secreto, o no totalmente llenas, inmediatamente nos preguntamos: «¿Qué es lo que hago mal?»
Hemos hecho todo lo que se supone que nos debería aportar la felicidad y no nos sentimos mejor. ¿En qué nos hemos equivocado? Siempre nos preguntamos a nosotras mismas y creemos que hay algo que funciona mal en nosotras desde el nacimiento. Nos lleva mucho tiempo detenernos y cuestionar el sistema que nos enseñó que la acumulación y el control son los vehículos de la felicidad.

La felicidad es un regalo. Llega como «una mariposa en los bosques de invierno». Dejémosla que esté un rato con nosotras.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

libertad-mujer