Meditación 13 de Agosto: Control

cheerful young women at home working on her laptop computer

A las personas que mantienen los labios apretados les es endiabladamente difícil sonreír. (JUDITH GUEST).

Las mujeres que hacemos demasiado disfrutamos sin duda nuestra ilusión de control. De hecho, es una de mis ilusiones favoritas. Trate de lo que se trate, podemos «tenerlo agarrado». No podemos permitirnos relajarnos, porque perderíamos nuestro tenaz mantenimiento de las riendas.
Intentamos controlarlo todo. Creemos que podemos engañar a nuestro cuerpo haciéndole trabajar más y prevenir el colapso, participando en los seminarios adecuados sobre el estrés de los altos cargos, y haciendo las prácticas pertinentes de manera regular. Comemos los alimentos adecuados para poder así abusar de nuestro cuerpo haciéndole trabajar de más. Hacemos todo lo que hay que hacer para «mantener nuestras vidas bajo control» Y después leemos las estadísticas que dicen que las muertes producidas por crisis cardíacas están aumentando en las mujeres profesionales, y que está descendiendo la edad media de mortalidad. Pero, claro, si hacemos lo necesario, podemos controlar… nuestro cuerpo, nuestras vidas y las vidas de los demás.

¡No es extraño que no sonriamos mucho!

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

270940_411931352237439_17627700_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s