Meditación 22 de Agosto: Capacidad de Asombro

a8

Para que un/a niño/a conserve su sentido innato de la maravilla sin que sea un don de las hadas, necesita la compañía de al menos un adulto que pueda compartirla, que pueda redescubrir con él/ella la alegría, la exaltación y el misterio del mundo en el que vivimos. (RACHEL CARSON).

¡Qué suerte si conseguimos ser esa persona adulta que tiene la oportunidad de ser la compañera de un/a niño/a y apoyar su capacidad de asombro! Somos afortunadas porque ese/a niño/a puede ofrecernos la oportunidad de volver a encender nuestra toma de conciencia de que la capacidad de asombro permanece activa dentro de nosotras. Ese/a niño/a nos recuerda que todavía tenemos la capacidad de mirar las formas de las nubes con nuevos ojos y vibrar de entusiasmo con cada nuevo descubrimiento. ¿Cuánto tiempo hace desde que nos reímos a mandíbula batiente, sobre todo de nosotras mismas? ¿Cuánto tiempo hace desde que miramos un arco iris en una gota de lluvia? ¿Cuándo fue la última vez que observamos el progreso de una mariquita roja y negra en nuestra mano?

Me asombro preguntándome dónde está nuestra capacidad de asombro.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

430730_410409768972849_288943860_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s