Mes: octubre 2016

Meditación 31 de Octubre: Estar sin Proyectos

workaholic

¡Qué hermoso es estar sin hacer nada, y descansar a continuación! (PROVERBIO ESPAÑOL).

Para muchas de nosotras, el pensamiento de estar sin hacer nada es terrorífico. No podemos imaginar que la vida sería vida si no estuviéramos sudando tinta con nuestros proyectos. No tener proyectos que nos esperan es como intentar vivir con partes de nosotras que nos faltasen. Nos hemos vuelto tan dependientes de la seguridad de nuestro próximo proyecto que ya no es nuestro. Estamos poseídas por él.
Las adictas al trabajo experimentamos alguna depresión cuando completamos una tarea. En lugar de relajarnos con el sentimiento natural de haber terminado, hacemos coincidir el final con el inicio de alguna otra cosa. De esta manera, lo mismo que la persona adicta a las relaciones, nunca tenemos que enfrentar la separación, ni comienzos ni finales. De hecho, nunca tenemos que enfrentarnos a nada.

Tal vez hoy podría experimentar el no hacer nada, y descansar a continuación.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

armonia

Meditación 30 de Octubre: Estar Obsesionada/Necesitar a los demás

mograna-3

Ella, que es capaz de montar un tigre, tiene miedo de bajarse de él. (PROVERBIO).

Estar obsesionadas con nuestro trabajo se piensa a menudo que es un requisito del éxito. Pero, ¿cuándo ocurrió que la cola empezó a mover al perro? ¿Cuándo fue el momento en el que dejamos de hacer nuestro trabajo y nuestro trabajo empezó a hacernos a nosotras?
Es mucho más difícil bajarse de una montaña rusa que montarse en ella. Es por esto por lo que necesitamos la compañía de las demás personas que están batallando con los mismos problemas: ellas apoyan nuestro proceso de desengancharnos de nuestro hacer obsesivo.
Sólo con el apoyo de los demás y la conexión renovadacon un poder más grande que nosotras podemos esperar recuperarnos y volvernos totales.

Supongo que puedo bajarme si tengo a algunaspersonas que sujeten al tigre.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

52fd8fbfba3795fd07cf8d51_0_19-1392349766186

Meditación 29 de Octubre: Unidad

376660_476580245695089_1195408222_n

En la mente india, la vida del universo no se analiza, ni se clasifica para hacer después una síntesis formada por las diversas partes. Por el contrario, para ella son igualmente importantes y variadas sus formas diversas. (ALICE C. FLETCHER).

Recientemente escuché a una mujer que explicaba por qué disfrutaba pasando parte de su tiempo con una amiga anciana en una casa de retiro para mujeres. «Todo se hace tan fácilmente», me contaba, «todas las tareas tienen la misma categoría: lavar la ropa, hacer la comida, tiene el mismo rango que el trabajo que hacemos en nuestros consultorios como médicos. Todo fluye bien».
Me acordaba de lo mucho que analizamos nuestro universo, establecemos categoría de valores y cortamos nuestras vidas en pedacitos. Este proceso no sólo hace que nuestras vidas sean más difíciles, sino que también nos aliena de la experiencia de unidad con todas las cosas, y sin esta experiencia no sabemos a qué pertenecemos.

Cuando desvalorizo la pertenencia de los demás al universo, mi propia pertenencia se desdibuja.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

el-significado-de-la-vida (papeles ue interpretamos)

Meditación 28 de Octubre: Comunicación

8caracteristicas-de-mujeres-lideres-en-america-latina-9

La única escucha que cuenta es la de la persona que habla, asimilando y expresando ideas alternativamente. (AGNES REPPLIER).

Las mujeres hemos sido históricamente personas que escuchan. Se nos ha educado para escuchar con atención, e incluso a «escuchar con el tercer oído». Las personas que cuidan de los demás tienen que escuchar y, normalmente, no decir lo que necesitan decir.
Cuando nos hemos convertido en mujeres que hacemos demasiado, descubrimos que nuestra capacidad de escucha ha disminuido. Cortamos a la gente en mitad de una frase. Suponemos que sabemos lo que una empleada va a decir y actuamos basándonos en esta presunción. Incluso nos enamoramos del sonido de nuestra propia voz.
Debemos recordar que la comunicación es más que un monólogo. La buena comunicación constituye un equilibrio entre hablar y compartir, escuchar cuidadosamente y asimilar antes de volver a hablar de nuevo.
Como mujeres, solemos limitarnos a escuchar o a hablar. De esta manera perdemos el sentido de la comunicación.

Hoy tengo la oportunidad de observar si practico los tres aspectos de la comunicación.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

cge-11

Meditación 27 de Octubre: Creatividad

libertad-mujer

Es el mismo potencial creativo de los seres humanos lo que está hecho a imagen y semejanza de Dios. (MARY DALY).

¡Qué manera tan maravillosa de pensar acerca de nuestra creatividad! Si no expresamos nuestra creatividad,
estamos bloqueando nuestro potencial de la energía fluida de la imagen de Dios.
Para la mayoría de las mujeres que hacemos demasiado, la creatividad tiene un lugar muy al final de la lista de nuestras prioridades. No tenemos tiempo de ser creativas. Ya seremos creativas después (y después… y después). Realmente no creemos en nuestra creatividad. Sólo las mujeres especiales tienen creatividad real, y estamos tan aterrorizadas de que tal vez no seamos una de esas mujeres, que ni siquiera miramos cuál pueda ser nuestra creatividad. Al fin y al cabo, «si no puedes hacer algo extraordinario, es mejor que no hagas nada».

Cuando pienso en mi potencial creativo como algo hecho «a imagen y semejanza de Dios» dentro de mí, me siento sobrecogida.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

ambicion_0

Meditación 26 de Octubre: Guardar las Apariencias

el cambio_magicodespertar

Nuestra única preocupación debe ser vivir mientras estamos vivos/as… liberar nuestro ser interno de la muerte espiritual que se produce cuando vivimos detrás de la fachada construida para adaptarnos a las definiciones de quiénes y qué somos. (ELIZABETH KÜBLER-ROSS).

Intentar ser lo que los demás quieren que seamos es una forma de tortura lenta y una especie de muerte espiritual. No es posible conseguir todas nuestras definiciones de afuera y seguir manteniendo nuestra integridad espiritual. No podemos esperar que los demás nos digan quiénes somos y que nos proporcionen nuestra validación y nuestro sentido en la vida, y querer tener además una idea verdadera de quiénes somos. Cuando recurrimos a los demás para obtener nuestra identidad, gastamos todo nuestro tiempo y nuestra energía intentando ser las personas que ellos quieren que seamos. Además, tenemos miedo de ser descubiertas. Creemos realmente que es posible hacer que los demás vean lo que queremos que vean de nosotras, y nos agotamos en este intento.

Guardar las apariencias es una forma de ilusión de control, y sé que la ilusión de control acabará conmigo.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

a11 (el miedo)

Meditación 25 de Octubre: Esperanzas y Sueños

stbz12_074 (1)

La «esperanza» es un ser alado que se posa en el alma… y entona una canción sin palabras que nunca, nunca, se acaba… (EMILY DICKINSON).

Es agradable recordar que tenemos un ser alado en el fondo de nosotras que canta sin cesar.
Con frecuencia, creemos que hemos llegado a un lugar desprovisto de esperanza y de posibilidades, sólo para encontrarnos a continuación que es la misma desesperanza la que nos permite tocar fondo, nos proporciona la ilusión de poder recuperar el control, dar un giro y pedir ayuda. Después de las cenizas de nuestra desesperación, llega el fuego de nuestra esperanza.
Estar sin esperanzas y sin sueños es un lugar de pérdida… la pérdida es nuestro derecho de nacimiento como seres humanos. La esperanza brota y canta eternamente, incluso cuando tenemos un tapón de cera en los oídos.

Reconociendo y afirmando mis sentimientos de desesperación, me abro a la posibilidad de algo diferente.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

prince-6-fi