Meditación 3 de Octubre: Sentirse loca

106584593

La mujer del mañana no llora. ¡Grita! (NORMA JEAN HARRIS) (Sheila Ballantyne).

Nos sentimos tan sobrepasadas a veces por nuestros sentimientos que sólo queremos gritar. Las mujeres, y también los hombres gritamos. Gritamos a nuestros/as hijos/as, a nuestros/as amigos/as, y a nuestros/as empleados/as. Con frecuencia, tanto nosotras como ellos/as, atribuimos esta conducta al «periodo» y lo describimos como un comportamiento hormonal. Pero en lo más profundo nos sentimos avergonzadas, culpabilizadas, enloquecidas y negativas respecto a estas emociones.
A veces, gritar es normal y necesario. Necesitamos gritar. Es parte de nuestro proceso y la respuesta normal a vivir en una sociedad que ejerce una gran presión y que es adictiva. Sin embargo, no tenemos por qué gritar a los demás. Podemos tener nuestros lugares de seguridad para dar rienda suelta a nuestros sentimientos: un buen llanto o un buen grito. Esta liberación es normal para el organismo humano. ¡Y creíamos que éramos las únicas que lo necesitábamos!

Cuando suelto mis sentimientos sobre los demás, me siento mal. Cuando les doy rienda suelta en un lugar seguro, me siento bien.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

5997a057

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s