Meditación 21 de Octubre: Miedo

mujeres-aprensivas-2

Cuando esperamos en silencio ese lujo final de la ausencia de miedo, el peso del silencio nos conmociona. (AüDRE LORDE).

Nuestro silencio sobre las cuestiones que más nos interesan resuenan con estruendo en nuestras cabezas y en nuestros cuerpos como el galopar de una manada de búfalos. Los cañones de nuestro ser interno resuenan con nuestras ideas y percepciones no expresadas.
Nuestro miedo confina a nuestras almas en los holocaustos diarios de una existencia silenciosa. Nuestro miedo es real, palpable. Podemos sentirlo. Tenemos que aprender a respetarlo y a movernos a través de él. No podemos negarlo, y no podemos esperar «ese lujo final de la ausencia de miedo». Quedarnos estancadas en nuestro miedo es arrastrarlo hasta ese silencio estremecedor que devora nuestra alma. Ninguna mujer debe hablar cuando no está preparada. Debemos respetarnos unas a otras en nuestro silencio. Cuando enfrentamos nuestros miedos, quizá podemos oír sus voces.

Mi miedo es real. Lo respetaré. No tengo por qué ser controlada por él.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

el cambio_magicodespertar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s