Meditación 2 de Enero: Impotencia

943070_413475778749663_1669733158_n

Somos impotentes respecto a nuestra adicción al trabajo y a nuestro estado de ocupación permanente, y nuestras vidas se han vuelto ingobernables. (PASO PRIMERO MODIFICADO DE LOS ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS).

¿Yo, impotente? ¡No, nunca! La misma palabra me hace fruncir los labios y sospechar gravemente de cualquiera que la pronuncie. Como mujer, nunca seré otra vez impotente. Tal vez se suponga que lo sea, ¡pero no lo seré!
¡Un momento! Este paso no dice que sea impotente como ser humano. Afirma claramente que soy impotente respecto a mi adicción al trabajo y a mi estado de ocupación permanente. Y esto ya es otra cosa. Ciertamente me he sentido a veces al límite de la rabia, y me preocupa que mi vida personal haya sido derrotada últimamente.
Incluso cuando trato de detenerme, realmente no puedo. Tal vez tenga que estar dispuesta a considerar esta idea de la «impotencia sobre algo concreto». ¡Mi vida necesita algo!

Simplemente estar dispuesta a considerar el asunto es un primer paso. Soy capaz de darlo.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

perdonar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s