Meditación 10 de Marzo: Serenidad

De repente me llena un sentimiento de paz y de comprensión que es, supongo, lo que las personas piadosas tienen en mente cuando hablan sobre la presencia de Dios. (VALERIE TAYLOR).

Cuando actuamos en medio del proceso de adicción, sabemos muy poco de la serenidad. La palabra serenidad es algo que entendemos en teoría pero no en la práctica. Cuando empezamos a prestarnos atención y a recuperarnos de nuestro actuar adictivo, comenzamos a experimentar momentos de serenidad. La primera vez que experimentamos la serenidad, tal vez pase a través de nuestra conciencia como un meteorito y nos dé un susto de muerte, porque este sentimiento nos es desconocido. Después de un periodo de tiempo, empezamos a reconocer estos momentos de serenidad como momentos muy especiales, e intentamos hacerlos aparecer, mediante rituales, prácticas y técnicas. En este caso, no estamos centrándonos en controlar el mundo, estamos intentando controlar nuestra experiencia de serenidad… para devolverla al cuadro de mandos.

La serenidad es un regalo. Está disponible para todo el mundo. Consiste en ser una con la presencia de Dios.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s