Meditación 2 de Abril: Vivir plenamente la vida

No estés asustada de que la vida se acabe: asústate de que nunca empezase. (GRACE HANSEN).

Muchas veces, el centrarnos sobre la muerte y las posibilidades de morir es una escapatoria a nuestro miedo real: el miedo de vivir nuestras vidas.
Nos hemos acomodado a una manera de vivir que es realmente una muerte lenta. Nuestro trabajo, ocupaciones y cuidado permanentes de los demás, y el estar siempre apresuradas, nos quita la responsabilidad de estar totalmente vivas, matándonos lentamente, y de una manera socialmente aceptable, lentamente al pie del cañón. ¿Qué más podemos pedir a una adicción?
¿Por qué nos asusta tanto vivir nuestra vida? ¿Cómo sería nuestra vida si decidiéramos desenmascararnos ante ella y vivirla? ¿Por qué es tan terrorífico vivir nuestros sentimientos y estar presentes momento a momento?

Mi proceso interno nunca me fuerza más allá de donde puedo ir. Puede que no me guste pasar a través de él, pero puedo hacerlo. Es sólo cuando rechazo mi vida cuando se me hace pesada.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s