Meditación 11 de Mayo: Angustia

A cada mujer se le hace sentir que ella misma es su propia cruz que tiene que llevar si no puede ser una clónica perfecta del supermán varón y la clónica perfecta de la mística femenina. (BETTY FRIEDAN).

No es de extrañar que a veces nos sintamos llenas de angustia. Hay demasiado por hacer. Se nos piden demasiadas cosas. Se nos exige ser muchas personas, algunas de la cuales somos y otras no. La angustia es probablemente una respuesta normal a dicha situación.
Afortunadamente, no tenemos que detenernos ante la angustia. Es importante sentirla, atravesarla y continuar. Una de las maneras en las que quedamos atrapadas es bloqueando nuestros sentimientos y negándonos a admitirlos. A veces, parecería como si la vida nos atornillase a fondo. En esas ocasiones descubrimos que podemos movernos y continuar cuando nos dejamos sentir nuestros sentimientos de dolor y angustia.

Un tornillo es parecido a un cinturón: podemos deshacernos de él.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s