Meditación 11 de Julio: Metas

Es bueno tener un final a cada jornada; pero al final, es la jornada lo que importa. (ÚRSULA K. LE GUIN).

Cuando recordamos que la vida es un proceso, este recuerdo nos ayuda a plantear nuestro establecimiento de metas en perspectiva. El propósito de establecer las perspectivas es el de ofrecernos una estructura temporal en la que actuar. Lamentablemente, cuando empezamos a creer que la estructura es sólida y real, perdemos el contacto con el proceso de llegar a ella. Es por eso por lo que con frecuencia nos sentimos tan deprimidas y nos dejamos desplomar cuando alcanzamos nuestras metas. No nos hemos permitido disfrutar la experiencia de la jornada, y cuando alcanzamos el fin, hemos perdido la jornada.
Estar en el presente nos permite experimentar la jornada y responder a su proceso. Cuando actuamos de esta manera, vemos que todas nuestras metas son sólo ideas temporales que cambian a medida que nos acercamos a ellas.

Cada día es una jornada. Cada día es un proceso.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s