Meditación 21 de Octubre: Di lo Que Pasa Hoy

¿Qué pasa?
No me refiero a los eventos. Lo más probable es que esté extremadamente al tanto de los eventos que suceden o no ocurren en tu vida. ¿Qué pasa emocionalmente?
¿Te sientes ansioso, asustado, ambivalente, débil o ferozmente determinado? ¿Te sientes listo, poderoso, dichoso, curioso o aliviado?

Hay muchas matices y colores, matices de emociones. Algunas emociones llaman nuestra atención rápidamente. Se presentan clara e inmediatamente las nombramos y las reclamamos como nuestras. A veces los sentimientos no son tan fáciles de identificar. Usualmente son a los que debemos prestarle mayor atención; esos son a menudo los que pueden controlar nuestras vidas.
Una idea importante para recordar acerca de los sentimientos es que solo son energía emocional y podemos sentir lo que sentimos. No hay correcto o incorrecto sobre las emociones; los nombres son solo palabras que usamos para identificar ese estallido de energía emocional en particular.
Hay otra manera en que podemos sentir, otro espacio al que todos tenemos derecho. Ese espacio se llama “centrado, equilibrado y claro”. Cuando identificamos, sentimos y liberamos cualquier sentimiento que se presente cada día, volveremos fácil y naturalmente a ese lugar tranquilo, pacífico y centrado.
A veces, si el estallido emocional es grande -de tamaño volcánico-, puede llevar unos días o una semana regresar a ese lugar claro y centrado. Otras veces, solo un gesto de reconocimiento hacia la emoción que está pasando es todo lo que tenemos que hacer.
No te resistas. Cede. Entonces deja que ese sentimiento flote lejos. Cuantas más cedas en lo que sientas, menos dolerá y más rápidamente desaparecerá. Cuanto más específico seas sobre el evento o la persona que desencadena la emoción, más se ayudará a deslizarse con gracia a través del estallido emocional.
Dominar tus emociones significa asumir la responsabilidad de cómo te sientes. Los sentimientos son importantes, pero recuerde, también son sentimientos. No permita que definan la realidad, controlen su vida o coloreen su mundo. Dominar tus emociones significa despejar tus emociones para que puedas vivir, moverte, amar, trabajar y jugar desde ese lugar pacífico y centrado.
Tómese un momento hoy y cada día de su vida.
Pregúntese: “¿Qué pasa?”

Dios, ayúdame a ser fluido con mis emociones. Ayúdame a aprender a sentir lo que siento y luego a restablecerme regularmente en ese lugar centrado y equilibrado.

(Melody Beattie de su Libro Mas del Lenguaje del Adiós).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s