ADICCION A LA APROBACION

Actualmente hay una epidemia de inseguridad en nuestra sociedad. Muchas personas son inseguras y se sienten mal consigo mismas, lo cual les roba el gozo y causa importantes problemas en todas sus relaciones.
Quienes han sido profundamente heridos debido al abuso o al grave rechazo, a menudo buscan la aprobación de otras personas para tratar de vencer sus sentimientos de rechazo y baja autoestima. Sufren por esos sentimientos y utilizan la adicción de la aprobación para intentar quitar el dolor. Son desgraciados si alguien parece no darles su aprobación de algún modo o por alguna razón, y están ansiosos debido a esa desaprobación hasta que sienten que vuelven a ser aceptados.
Pueden hacer cualquier cosa para ganar la aprobación que sienten que han perdido, aun cosas que su conciencia les dice que están mal.
Una adicción es algo que controla a las personas; algo que sienten que no pueden pasar sin ello o algo que hacen para mitigar el dolor o la presión. Al igual que cualquier adicto, las personas inseguras buscan un “arreglo” cuando se sienten temblar; necesitan a alguien que les reafirme y les asegure que todo va bien y que son aceptadas. Cuando una persona tiene una adicción, las cosas a las que es adicta están en su mente la mayor parte del tiempo; por lo tanto, si una persona es adicta a la aprobación, el o ella tendrán un interés anormal y abundantes pensamientos acerca de lo que las demás personas piensan de ellos.
Un sentido de seguridad es algo que todo el mundo necesita y desea. La seguridad nos capacita para disfrutar de una vida y unos pensamientos saludables, y significa que nos sentimos seguros, aceptados y aprobados. Cuando estamos seguros, nos aprobamos a nosotros mismos, tenemos confianza y nos aceptamos y amamos a nosotros mismos de manera equilibrada. No necesariamente necesitamos de la aprobación de los demás para sentirnos seguros. La seguridad nos capacita para alcanzar nuestro potencial y cumplir el destino que Dios nos ha dado. Yo creo que es voluntad de Dios para cada uno de nosotros que estemos seguros, porque la falta de autoconfianza nos atormenta y nos evita las bendiciones que El tiene intención que disfrutemos.
La inseguridad surge de mirarnos a nosotros mismos, de nuestros defectos e incapacidades. La libertad de la inseguridad llega cuando apartamos la vista de todo lo que nos distrae y miramos a Jesús, que es el autor y consumador de la fe. Nuestros defectos sin duda alguna nos distraerán si ponemos demasiado atención en ellos.

Deberíamos confesar nuestras faltas a Dios y confiar en El para que nos transforme a su propio modo y en su tiempo, que es perfecto. ¡Tenemos que mirar a Jesús, no a nosotros mismos!

(Joyce Meyer, de su Libro ADICCIÓN A LA APROBACIÓN).

descarga

One thought on “ADICCION A LA APROBACION

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s