Categoría: AFIRMACIONES

Meditación 6 de Enero: Autoengaño/Espejismos

shutterstock_130937651 (1)

¡Cuidado con los espejismos! ¿Qué quieres decir? Algunas de mis mejores amistades son espejismos, mantenidos por mí durante años. NORMA JEAN HARRIS (Sheila Ballantyne).

Todas las adicciones están basadas en espejismos. El espejismo del control, el espejismo del perfeccionismo, el espejismo de la objetividad. La inautenticidad y la negación son los ladrillos de la adicción. Cuando participamos en cualquiera de estos espejismos, nos estamos engañando a nosotras mismas, y cuando nos engañamos a nosotras mismas,nos perdemos. ¿Por qué, entonces,encontramos el autoengaño y los espejismos mucho más atractivos que la autenticidad? Podría ser porque estamos rodeadas por una sociedad en la que el espejismo es la norma general. La negación está a la orden del día en todos los niveles de nuestra sociedad y no se apoya mucho a las «personas que dicen la verdad».
Sin embargo, somos nosotras mismas las únicas que nos podemos engañar. Somos las únicas personas que podemos negarnos a reconocer nuestras percepciones y que podemos mentirnos a nosotras mismas. La elección de engañarnos es nuestra propia responsabilidad.

Existe un viejo dicho según el cual: «La conciencia es algo que puede dejarse pasar de largo, pero a la que no se puede impedir que siga ladrando.» A veces, nuestra conciencia hace ruidos muy divertidos para captar nuestra atención.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

1474400_695842633767393_1346995273_n

Meditación 4 de Junio: Metas

1474400_695842633767393_1346995273_n

Fuimos educadas en la idea de que tal como fuimos plantadas, así maduraríamos. Descartábamos la idea de que cualquier cosa que hiciéramos era nuestro propio mérito.(JANET HARRIS).

Vivimos en una sociedad orientada hacia la consecución de metas. Normalmente, estamos tan ocupadas intentando escalar lo alto de la montaña que olvidamos observar las rocas y los liqúenes, las flores alpinas, e incluso a las personas que se cruzan en el camino. Estamos gobernadas por el culto al orgasmo. Los preparativos son sólo medios para llegar a un fin. Pero para muchas mujeres, el tocar, sostener, hablar, acariciar y la intimidad es igualmente importante, si no más, que el momento mismo el orgasmo. Los orgasmos y las metas pueden ser divertidas, pero no si se obvia todo lo que precede.
Fijar metas puede ser útil e importante, en especial si estamos dispuestas a abandonarlos cuando ya no son relevantes, y si recordamos que el camino en sí mismo es importante.

Si sólo miro a la cima de la montaña, puedo perderme los fósiles que se encuentran en la ladera y que pueden enseñarme algo sobre mi tiempo y mi lugar en el universo.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

perdonar

Meditación 1 de Junio: Libertad

shutterstock_144487549_web-1024x682

No hemos disfrutado de nuestra libertad durante suficiente tiempo para saber exactamente cómo debe utilizarse. (PHYLLIS MCGINLEY).

A medida que las mujeres hemos luchado para ser libres, hemos intentado varias formas de libertad. Solíamos pensar que éramos libres cuando nos convertíamos en la clase de mujer que los hombres querían que fuésemos. Después pensamos que éramos libres cuando podíamos ser como los hombres. Pensábamos que éramos libres cuando podíamos tratar a los hombres del mismo modo que habíamos sido tratadas.
Pensábamos que éramos libres cuando tuvimos acceso a los trabajos en los que podíamos reducir nuestra expectativa de vida mediante enfermedades relacionadas con el estrés. Pensábamos que éramos libres cuando formamos equipos y pudimos jugar a juegos que no tenían ningún interés. Pensábamos que éramos libres cuando tuvimos dinero, poder e influencia.

Toma tiempo evolucionar hacia la libertad. Todavía tenemos tiempo.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

377747_486845188001928_203424286_n

Meditación 31 de Mayo: Aceptación

prince-6-fi

Es el conocimiento de las verdaderas condiciones de nuestras vidas de donde debemos sacar nuestra fuerza y nuestras razones para vivir. (SlMONE DE BEAUVOIR).

¡Qué bella expresión de la profundidad y aceptación de nuestras vidas! Con frecuencia, estamos tan atareadas corriendo de un lado a otro que no nos damos el tiempo de aceptar simplemente lo que somos y lo que tenemos. Paradójicamente, es en esta aceptación total como nuestras vidas cambian.
Nuestras vidas tienen un sentido… tal como son. Son nuestros espejismos los que nos roban el sentido, no nuestra realidad. Cuando acepto mi realidad, recupero mi fuerza y mis razones de vivir.

Mi vida es lo que es, Puede cambiar, pero ahora mismo es lo que es.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

chava-en-campo

Meditacion 30 de Mayo: Vergüenza

el cambio_magicodespertar

Nadie puede hacerte sentir inferior sin tu consentimiento. (ELEANOR ROOSEVELT).

La vergüenza es una respuesta aprendida. Existe mucho interés hoy día en la vergüenza relacionada con la adicción y la recuperación de la adicción. Cuando empezamos a sentirnos avergonzadas, nos abandonamos y funcionamos lo mismo que una persona drogada o borracha. No puede entrarnos ninguna claridad. Tampoco puede salir ninguna claridad.
Es importante recordar que la vergüenza es aprendida y que todo lo que ha sido aprendido puede ser desaprendido. La vergüenza fue utilizada para controlarnos cuando éramos jóvenes, y ahora la utilizamos con frecuencia para controlar a los demás. Cuando empezamos a sentirnos avergonzados, no puede llegarnos ninguna nueva información, ni podemos procesarla con claridad, y tampoco podemos comunicarnos con claridad. Estamos en medio de nuestra enfermedad
de adicción.

Es importante ver el papel que ha jugado la vergüenza en nuestras vidas. También es importante no quedar atrapadas en ella.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

a11 (el miedo)

Meditación 29 de Mayo: Prisas/Frenesí/Desvalorización

workaholic

Mis pautas se van, se van, se van… y se desmoronan. (ROSIE).

Cuando somos adictas a trabajar, a estar ocupadas, a hacer las cosas deprisa y a cuidar de los demás, la única manera que tenemos de permitirnos descansar es desmoronándonos.
Se ha dicho que la adicción al trabajo es la adicción que eligen las personas que se valoran a sí mismas. Se nos impulsa tanto a probarnos a nosotras mismas y a hacernos un sitio que, hagamos lo que hagamos, nunca hacemos lo suficiente. Si hacemos suficiente, tal vez podamos justificar nuestra existencia. Tenemos problemas de aceptar que sólo nuestro ser puede ser suficiente.
Todas necesitamos la soledad, y las que hacemos demasiado sólo podemos justificar el permitírnosla cuando estamos al borde del colapso.
Hacer las cosas deprisa y después desmoronarme no sólo es agotador para mí, sino que agota también a todas las personas que me rodean.

Hacer las cosas deprisa y desmoronarse es una conducta cruel e inhumana. Practicarlo conmigo es cruel e inhumano.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

dependencia_relaciones_toxicas_getty_130924

Meditación 28 de Mayo: Ocupaciones/Agotamiento/Sueño

dependencia_relaciones_toxicas_getty_130924

Tengo los nervios tan de punta que no puedo ir a dormir por las noches. Simplemente no puedo relajarme. Con suerte llego a dormir cinco horas por la noche. (BARBIE).

Uno de los efectos laterales de nuestras vidas como mujeres que hacemos demasiado es que tenemos los nervios tan de punta que no podemos descansar y dormir todo lo que necesitamos. Estamos continuamente atareadas. Incluso cuando nuestros cuerpos van a desplomarse de fatiga, no podemos relajarlos y dejarles experimentar la regeneración tranquilizante de un sueño profundo. A veces, incluso cuando queremos dejarlo todo, es tan doloroso que descubrimos que no somos capaces. Nos privamos de la curación que se produce durante la fase alfa del sueño. Nos movemos con los nervios rotos, como si fueran calcetines que no han sido remendados por manos cuidadosas. Nos hemos privado a nosotras mismas de la experiencia inconsciente de tejer reunidos los hilos descosidos y desgarrados de nuestras almas y volver a coser los agujeros producidos por las escaramuzas de nuestra cortesía cotidiana. Necesitamos nuestro descanso.

El sueño es uno de los regalos regenerativos de la vida. Sólo lo echo en falta cuando no lo tengo.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

musica-relajacion