Meditación 5 de Mayo: Sentirse Sobrepasada

Intento recordar aquel momento en el que pasé de recibir a dar; porque en esta cultura, cuando pasas a ser la que das, te retiran todos los apoyos y las cosas empiezan a ser difíciles. NORMA JEAN HARRIS (Sheila Ballantyne).

Las adictas a cuidar de los demás nunca sabemos cuándo ocurrió. Se nos había educado para creer que si cuidábamos de los demás, los escuchábamos y los comprendíamos, a su vez, los demás cuidarían de nosotras.
Creemos firmemente que las relaciones se construyen sobre la base de que unas personas cuiden de otras, y si empezamos nosotras a hacerlo, obtendremos a cambio la misma moneda. ¡Qué decepción descubrir que esta creencia no la tiene todo el mundo, y que además cuanto más cuidamos a la gente, más quieren de nosotras!
Nos sentimos exprimidas, resentidas, sobrepasadas y sentimos que se aprovechan de nosotras. Éstos parecen ser los sentimientos normales de esta situación. Gracias a Dios, no tenemos por qué estancarnos ahí. Reconocer simplemente los sentimientos nos ayuda a empezar a comprobar nuestros postulados sobre el cuidar de los demás.

El amor no es cuidar de los demás, y cuidar de los demás no es amor. No podemos comprar el amor… porque éste es un regalo.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Meditación 16 de Octubre: Devenir/Control

11193721-una-mujer-tiene-el-estr-s-en-la-oficina-la-multitarea-y-la-gesti-n-del-tiempo-foto-de-archivo

También sé que cuando confío en mí lo más plenamente que puedo, todas las cosas de mi vida reflejan esta confianza encajándose en su lugar adecuado, a menudo de manera milagrosa.

Hemos sido enseñadas por el sistema de control en el que trabajamos y vivimos que tenemos que luchar, controlar y batallar para triunfar. En consecuencia, muchas veces acabamos exhaustas y ensangrentadas a causa de nuestros esfuerzos.
Estamos convencidas de que ser simplemente nosotras mismas no puede ser suficiente. Pero cuando llegamos a conocer a otras mujeres que están más avanzadas en su camino de recuperación, vemos que parecen llevarlo muy bien, siendo ellas y confiando en sí mismas. Sus vidas parecen desarrollarse con armonía.

El desarrollo armónico de mi vida no es una cuestión de competencia y control. Es una cuestión de fe.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

workaholic

Meditación 10 de Agosto: Metas

377747_486845188001928_203424286_n

Realizar tu sueño te hace sentirte perdida. (ORIANA FALLACI).

Hace varios años, una de mis amigas me llamó presa de pánico y me dijo: «Anne, ¡tienes que hacer algo inmediatamente! Hay algunas mujeres que se están haciendo daño a sí mismas y no lo saben.»
Ella había estado haciendo entrevistas a mujeres que ocupaban altos cargos desde hacía entre siete y diez años. Mi amiga me decía que era como si constituyeran un equipo, y cada día se vestían, se montaban en el autobús e iban al partido, pero… nunca salían a jugar. Al principio tenían esperanza, pero después de algunos años se habían resignado a una realidad que no les pertenecía en absoluto.
Decía que había encontrado más alcoholismo, depresión clínica y anorexia bulímica en este grupo de mujeres de lo que había conocido en toda su vida.

No es la realización de nuestros sueños lo que nos hace sentirnos perdidas. Es lo que nos sucede cuando nuestros sueños se convierten en pesadillas.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

1474400_695842633767393_1346995273_n

Meditación 2 de Agosto: Fiestas/Vacaciones

Noticia-157499-vacaciones

Los viajes no sólo activan la sangre… También fortalecen el espíritu. (FLORENCE PRAG KAHN).

Parte de la destructividad de ser mujeres que hacemos demasiado es que no nos damos tiempo para las cosas que «activan la sangre» y «fortalecen el espíritu». Simplemente, no nos damos tiempo para tomar unas vacaciones y hacer algún viaje con las personas que queremos. Y cuando lo hacemos, solemos hacerlo como el resto de nuestra vida: corriendo, con prisas y frenéticas.
Las vacaciones significan un cambio de ritmo, ser cariñosas con nosotras mismas, un periodo de reposo y renovación, una época para ampliarnos y conocer personas nuevas, países nuevos, nuevos caminos y nuevas opciones. La misma novedad abre la posibilidad de ampliar nuestro espíritu y de expulsar las partículas estancadas de nuestra sangre.

Tomar unas vacaciones es algo que nos debemos a nosotras mismas y a las personas que nos rodean.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

shutterstock_94997839

Meditación 2 de Julio: Vivir la Vida Plenamente

942631_409225222508052_2142531414_n

He hecho un gran descubrimiento. Lo que amo me pertenece. Pero no las sillas y las mesas de mi casa, sino las obras maestras del mundo. Sólo es una cuestión de amarlas suficientemente. (ELIZABETH ASQUITH BIBESCO).

Nos quedamos demasiado atrapadas en las posesiones. Nos descubrimos de repente necesitando poseer lugares, personas y cosas. Intentamos poseer nuestras vidas, y creemos que podemos poseerlas. Tenemos que aprender de la mariposa que brilla posada en nuestra mano. Si la contemplamos y la admiramos mientras ella decide permanecer por un instante, somos bendecidas por su belleza. Si intentamos retenerla, la matamos. Es en la ausencia de intento de poseer cuando realmente tenemos.
Imagina lo que significa realmente que podemos tener todos los tesoros del mundo: no poseerlos, sino apreciarlos, disfrutarlos… vivir con ellos.

¿Soy capaz de amar tanto que puedo apreciar lo que no poseo? Espero que sí.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

MUJERBABYBLUE

Meditación 31 de Marzo: Dolor/Sufrimiento

1570203

Las flores crecen a partir de los momentos de oscuridad. (CORITA KENT).

El dolor es inevitable en la vida. Cuando empezamos a recuperarnos de él, podemos ver que gran parte del sufrimiento que experimentamos está directamente relacionado con nuestra tozudez y nuestro espejismo de control. Cuanto más nos agarremos a los temas, creencias o experiencias que hemos deseado y que ya han quedado viejas, más duro será el «golpe que tenemos que recibir en la cabeza» para aprender. Contrariamente a muchas creencias religiosas, sufrir no es algo noble. Con frecuencia, es algo simplemente estúpido y procede de nuestra tozudez y de la necesidad de tenerlo todo controlado.
Cuando nos apegamos a nuestro sufrimiento, solemos perder esas «flores que crecen a partir de los momentos de oscuridad».

Mi sufrimiento me enseña acerca de mi enfermedad. Mi dolor me enseña acerca de la vida.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

163573_408773232553251_1791110266_n

Meditación 19 de Marzo: Promesas Irrealistas/Desesperación

a11 (el miedo)

Las adictas al trabajo hacemos tantas promesas que ningún ser humano sería capaz de cumplirlas. Esta es una de las maneras que tenemos de mantenernos sintiéndonos mal con nosotras mismas. (LYNN).

Uno de los problemas que las adictas al trabajo y a cuidar a los demás tenemos es que nos dispersamos excesivamente y creemos que somos capaces de cumplir las promesas que hacemos. Queremos ser amables. Queremos ser miembros del grupo. Queremos ser consideradas personas competentes y de confianza. También odiamos decir no cuando alguien se fija y confía en nosotras para pedirnos que hagamos algo. Queremos ser capaces de entregarnos.
Pero, cuando no verificamos con nosotras mismas si queremos o podemos cumplir nuestras promesas, acabamos comprometiéndonos demasiado y, en última instancia, sintiéndonos mal con nosotras mismas, lo cual sólo alimenta nuestros problemas de autoestima.

Comprobar si quiero y puedo cumplir una promesa, antes de hacer que sea buena para mí y para los demás.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

377747_486845188001928_203424286_n