Categoría: EL AMOR

Meditación 25 de Octubre: Equilibrar

En la medicina occidental, la práctica ha sido durante mucho tiempo la corrección de los problemas. Tenemos un dolor; el doctor identifica su origen y lo trata. El enfoque oriental es diferente. Muchas de las medicinas orientales operan desde la idea de que un cuerpo sano es uno que está en equilibrio. Cuando estamos enfermos, se debe a un desequilibrio en nuestros cuerpos. El practicante busca identificar el desequilibrio y restaurar el equilibrio del cuerpo.
En lugar de simplemente tratar los síntomas de la patología, los medicamentos orientales buscan mantener el equilibrio como una forma de vida.
Esa es una buena manera de abordar el cuidado de nuestras almas.
Tal vez su corazón ha sido herido por el descuido de otro, o tal vez su mente está preocupada por pensamientos angustiosos, incómodos y algunas veces erróneos. Cuando buscamos restablecer el equilibrio, nuestros corazones y nuestras almas sanarán.
Tenga en cuenta el desequilibrio en los pensamientos en su mente y las emociones que perturban su paz. Entonces escucha tu espíritu. Deja que te diga en su forma aún tranquila lo que necesita para recuperar el equilibrio. Tal vez necesites algo de tiempo a solas, tiempo de meditación u oración, un paseo tranquilo, un día en el zoológico o dormir un poco.
Dale a tu cuerpo y tu alma lo que necesitas para recuperar el equilibrio, y luego puede comenzar la curación. Aprende a escuchar y cuidarte con cariño.
Mantener el equilibrio como una forma de vida.

Dios, ayúdame a escuchar mi espíritu para que pueda recuperar el equilibrio todos los días.

(Melody Beattie de su Libro Mas del Lenguaje del Adiós).

Meditación 13 de Mayo: Maternidad/Paternidad

Nada durante los años en que vivía sola me preparó para ellos, para la vida que traen. Antes de que llegasen, soñando en ellos, imaginaba que serían tranquilos/as como muñecas y que nunca me pedirían más de lo que yo podía dar. NORMA JEAN HARRIS (Sheila Ballantyne).

¡Vaya choque! Nuestros hijos/as no siempre se ajustan a nuestras fantasías. No siempre nos proporcionan la «pequeña familia feliz». No siempre se ajustan a nuestros esquemas y planes. Y lo peor es que no pueden ser moldeados/as de la manera en que querríamos y esperar que permanezcan así.
Cuando damos a luz a un/a hijo/a, damos a luz un proceso que continúa de una u otra manera por el resto de nuestras vidas. De alguna manera, parece que hemos perdido el concepto de que la maternidad/paternidad es un proceso íntimo e interactivo que continúa.

Cuando dejamos de intentar que nuestros/as hijos/as se ajusten a nuestras fantasías sobre lo que deberían ser, ¡empezamos a ver quiénes son en realidad!

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Meditación 12 de Mayo: Amor

Desearía haber conocido a más personas. Las hubiera amado a todas. Si hubiera conocido a más personas, hubiera amado más. (TONI MORRISON).

Todo el mundo tiene una capacidad infinita de amor. A veces nos confundimos acerca del amor y pensamos que somos las únicas en tener tanto. Entonces empezamos a pensar en términos de sumas de ceros. Creemos que al ser las únicas que tenemos amor, si damos un poco tendremos eso de menos. Empezamos a dividir nuestro amor lo mismo que pagamos las facturas a final de mes. Cumplimos con todas nuestras «obligaciones de amor» e intentamos tener ahorrado un poco para casos de emergencia. El amor controlado no es amor. El amor obligatorio tampoco es amor. El amor es algo que fluye a partir de nuestro sentimiento profundo de amor por nosotras mismas. No es posible amar a otra persona si no nos amamos a nosotras mismas.
Cuando nos queremos a nosotras mismas, no existe ningún límite a la cantidad de amor que podemos compartir. Pero el amor nunca puede ser manufacturado porque necesitaríamos o querríamos un poco a cambio. El amor es una energía que es compartida porque la tenemos.

Amar a las personas que conozco me permite conocer a las personas que amo.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).