Meditación 30 de Mayo: Vergüenza

Nadie puede hacerte sentir inferior sin tu consentimiento. (ELEANOR ROOSEVELT).

La vergüenza es una respuesta aprendida. Existe mucho interés hoy día en la vergüenza relacionada con la adicción y la recuperación de la adicción. Cuando empezamos a sentirnos avergonzadas, nos abandonamos y funcionamos lo mismo que una persona drogada o borracha. No puede entrarnos ninguna claridad. Tampoco puede salir ninguna claridad.
Es importante recordar que la vergüenza es aprendida y que todo lo que ha sido aprendido puede ser desaprendido. La vergüenza fue utilizada para controlarnos cuando éramos jóvenes, y ahora la utilizamos con frecuencia para controlar a los demás. Cuando empezamos a sentirnos avergonzados, no puede llegarnos ninguna nueva información, ni podemos procesarla con claridad, y tampoco podemos comunicarnos con claridad. Estamos en medio de nuestra enfermedad
de adicción.

Es importante ver el papel que ha jugado la vergüenza en nuestras vidas. También es importante no quedar atrapadas en ella.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).