Meditación 14 de Abril: Hacer Balance/Gratitud

stbz12_074 (neurosis)

El cambio a largo plazo exige mirar honestamente a nuestras vidas y darnos cuenta de que es agradable ser necesitada, pero no a expensas de nuestra salud, de nuestra felicidad o de nuestra cordura. (ELLEN SUE STERN).

No hay ninguna dosis rápida para ninguna adicción, y la adicción al trabajo, a las prisas, a las ocupaciones y a cuidar de los demás son adicciones. Parte del «pensamiento que huele» de las personas adictas es querer una
dosis rápida. No existe ninguna. Incluso querer una dosis rápida es parte de la enfermedad.
Los Doce Pasos funcionan, y es posible para nosotras vivir vidas serenas, felices y productivas. Pero la recuperación toma tiempo. Existen muchas colinas y valles a lo largo del camino, y si continuamos asistiendo a encuentros, recurriendo a nuestro mentor, y practicando el programa, descubriremos que tenemos una conexión con un poder más grande que nosotras, y que nuestras vidas mejoran.

Soy muy afortunada de tener el apoyo de un programa que funciona y la compañía de otras personas para hacer esta jornada conmigo.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

377747_486845188001928_203424286_n

Meditación 9 de Abril: Fe/Poder Superior

2750

La plegaria que reforma al pecador y cura al enfermo es una fe absoluta de que todas las cosas son posibles para Dios. (MARY BAKER EDDY).

El Paso Dos del Programa de los Doce Pasos afirma que «hemos llegado a creer que un poder mayor que nosotras puede hacernos recobrar la cordura». ¡Esa es una creencia tenaz!
Cuando hemos subido por la escala del éxito, hemos descubierto que una de sus exigencias sutiles era desarrollar un cierto cinismo científico y sofisticado. Ya no queremos ser o aparecer como inocentes, y creemos que la única opción posible es volvemos cínicas y «científicas». Gracias a Dios, tenemos la posibilidad de dejar de lado tanto nuestra credulidad inocente como nuestro cinismo científico. Podemos permitirnos creer que todo es posible… no controlable, sino posible.

Parte de mi «demencia» es no ver que mi vida se ha vuelto enfermiza y no creer que puedo volver a la cordura.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

yo espiritual

Meditación 28 de Marzo: Desesperación

tratamiento_adicciones_alcoholismo_ctgrupo4_madrid_2(2)

Si Dios es una mosca en la pared, Nanny, pásame el matamoscas. (GABY BRIMMER).

Incluso Jesús se sintió abandonado por Dios. Nos podemos identificar con él. Hemos estado enfadadas con Dios, y hemos abandonado nuestro Poder Superior porque nos hemos sentido abandonadas.Ese Dios del que queremos depender simplemente se niega a vivir nuestras vidas por nosotras. Queremos dejárselo todo a nuestro Poder Superior, tumbarnos y relajarnos, y ese viejo Poder no coopera.
¿Dónde está el matamoscas? Si mi Poder Superior no lo hace a mí manera, ¡al infierno con él!
¡Vale!
Disfrutando un poco, ¿no es cierto? Una lucha con Dios puede mantenernos ocupadas por un tiempo.

Cuando me siento abandonada por mi Poder Superior, soy yo la que se ha ido.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Un-dia-a-la-vez-al-anon-confiar-dios

Meditación 13 de Marzo: Vida Espiritual

LUZENMANOSRECORDANDOSOLTARydarlibrementeulrike

No somos seres humanos intentando ser espirituales. Somos seres espirituales intentado ser seres humanos. (JACQUELYN SMALL).

Con demasiada frecuencia intentamos hacer un compartimiento de nuestra vida espiritual, esperando de este modo mantenerla bajo control. Nuestra espiritualidad abarca mucho más de lo que muchas de nosotras queremos admitir. Todo lo que hacemos fluye de nosotras como seres espirituales. Cuando tomamos decisiones, nuestra espiritualidad está ahí. Cuando interactuamos en nuestro trabajo, nuestra espiritualidad está presente. Cuando lavamos los platos, ahí está la espiritualidad.
Con demasiada frecuencia hemos apartado nuestro «yo» espiritual de nuestro «yo» cotidiano, porque hemos equiparado espiritualidad con santidad, y no siempre queremos que la santidad interfiera en nuestra vida cotidiana. Es sólo cuando reconocemos que todo lo que hacemos es espiritual, cuando podemos dejar que nuestra espiritualidad informe nuestra humanidad.

Nada de lo que hago es demasiado pequeño o demasiado aburrido como para que deje de ser espiritual.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

377747_486845188001928_203424286_n

Amar Demasiado…

9069_432215123498412_993408429_n (1)

Es importante entender que lo que todas las familias tienen en común es la incapacidad de discutir problemas de raíz. Quizá haya otros problemas que si se discuten a menudo hasta el punto de la saturación, pero con frecuencia estos encubren los secretos subyacentes que hacen que la familia sea disfuncional. Es el grado de secreto – la incapacidad de hablar sobre los problemas –, mas que la severidad de los mismos, lo que define el grado de disfuncionalidad que adquiere una familia y la gravedad del daño provocado a sus miembros.
Una familia disfuncional es aquella en que los miembros juegan papeles rígidos y en la cual la comunicación esta severamente restringida a las declaraciones que se adecuan a estos roles. Los miembros no tienen libertad para expresar todo un espectro de experiencias, deseos, necesidades y sentimientos, sino que deben limitarse a jugar un papel que se adapte a los demás miembros de la familia. En todas las familias hay papeles, pero a medida que cambian
las circunstancias, los miembros también deben cambiar y adaptarse para que la familia siga siendo saludable. De esa manera, la clase de atención materna que necesita una criatura de un año será sumamente inadecuada para un adolescente de trece años, y el papel materno debe alterarse para acomodarse a la realidad. En las familias disfuncionales, los aspectos principales de la realidad se niegan, y los papeles permanecen rígidos.
Cuando nadie puede hablar sobre lo que afecta a cada miembro de la familia individualmente y a la familia como grupo -es más, cuando tales temas son prohibidos en forma implícita (se cambia el tema) o explícita (“¡Aquí no se habla de esas cosas!”)- aprendemos a no creer en nuestras propias percepciones o sentimientos. Como nuestra familia niega la realidad, nosotros también comenzamos a negarla. Y eso deteriora severamente el desarrollo de nuestras herramientas básicas para vivir la vida y para relacionarnos con la gente y las situaciones. Es ese deterioro básico lo que opera en las mujeres que aman demasiado. Nos volvemos incapaces de discernir cuando alguien o algo no es bueno para nosotras. Las situaciones y la gente normalmente que otros normalmente evitarían por peligrosas, incómodas y perjudiciales no nos repelen, porque no tenemos manera de evaluarlas en forma realista o auto protectora. No confiamos en nuestros sentimientos, ni los usamos para guiarnos. En cambio, nos vemos arrastradas hacia los mismos peligros, intrigas, dramas y desafíos que otras personas con antecedentes sanos y equilibrados naturalmente evitarían. Y por medio de esa atracción nos dañamos más. Porque gran parte de aquello hacia lo cual nos vemos atraídas es una réplica de lo que vivíamos mientras crecíamos. Volvemos a lastimarnos una y otra vez.
Nadie se convierte en una mujer así, una mujer que ama demasiado por casualidad. Crecer como miembro femenino de esta
sociedad y en una familia así puede generar algunos patrones previsibles. Las siguientes características son típicas de las mujeres que aman demasiado:

1. Típicamente, usted proviene de un hogar disfuncional que no satisfizo sus necesidades emocionales.
2. Habiendo recibido poco afecto, usted trata de compensar indirectamente esa necesidad insatisfecha proporcionando afecto, en especial a hombres que parecen, de alguna manera, necesitados.
3. Debido a que usted nunca pudo convertir a sus progenitores en los seres atentos y cariñosos que usted ansiaba, reacciona profundamente ante la clase de hombres emocionalmente inaccesibles a quienes puede volver a intentar cambiar, por medio de su amor.
4. Como la aterra que la abandonen, hace cualquier cosa para evitar que una relación se disuelva.
5. Casi ninguna cosa es demasiado problemática, tarda demasiado tiempo o es demasiado costosa si “Ayuda” al hombre con quien usted esta involucrada.
6. Acostumbrada a la falta de amor en las relaciones personales, usted esta dispuesta a esperar, conservar esperanzas y esforzarse más para complacer.
7. Está dispuesta a aceptar mucho más del 50% de la responsabilidad, la culpa y los reproches en cualquier relación.
8. Su amor propio es críticamente bajo, y en el fondo usted no cree merecer la felicidad. En cambio, cree que debe ganarse el derecho de disfrutar de la vida.
9. Necesita con desesperación controlar a sus hombres y sus relaciones, debido a la poca seguridad que experimentó en la niñez. Disimula sus esfuerzos por controlar a la gente y las situaciones bajo la apariencia de “ser sutil”.
10. En una relación, está mucho mas en contacto con su sueño de como podría ser que con la realidad de su situación.-
11. Es adicta a los hombres y al dolor emocional.
12. Es probable que usted este predispuesta emocionalmente y, a menudo, bioquímicamente, para volverse adicta a las drogas, al alcohol y/o ciertas comidas, en particular los dulces.
13. Al verse atraída por hombres que tienen problemas por resolver, o involucrada en situaciones que son caóticas, inciertas y emocionalmente dolorosas, usted evita concentrarse en su responsabilidad para consigo misma.
14. Es posible que usted tenga una tendencia a los episodios depresivos, los cuales trata de prevenir por medio de la excitación que le proporciona una relación inestable.
15. No la atraen los hombres que son amables, estables, confiables y que se interesan por usted. Esos hombres “agradables” le parecen aburridos.


Las mujeres que aman demasiado tienen poca consideración por su integridad personal en una relación amorosa. Dedican sus energías a cambiar la conducta o los sentimientos de la otra persona hacia ellas mediante manipulaciones desesperadas.

(Robin Norwood de su Libro Mujeres que Aman Demasiado).

Upset woman holding broken heart and hammer on grey background. Failed relationship concept

Reflexión de Al-Anón: 30 de Junio

LUZENMANOSRECORDANDOSOLTARydarlibrementeulrike

SACRIFICIO – UNIDAD – SUPERVIVENCIA

La unidad, le efectividad y aun la supervivencia de A.A. dependerán siempre de nuestra continuada buena voluntad de sacrificar nuestros deseos y ambiciones personales en pro de la seguridad y bienestar comunes. El sacrificio significa la supervivencia del individuo, así como también significa la unidad y la supervivencia del grupo y de la comunidad entera de A.A. (COMO LO VE BILL, p. 220).

He llegado a darme cuenta de que tengo que sacrificar algunos de mis rasgos de personalidad para el bien de A.A. y, como resultado, he sido recompensado con muchos presentes. El falso orgullo puede ser inflado por el prestigio pero, viviendo la Tradición Seis, recibo el regalo de la humildad. La cooperación sin afiliación tiene a menudo consecuencias inesperadas. Si no me relaciono con intereses ajenos, soy libre para mantener autónomo a A.A. Entonces la Comunidad estará aquí, sana y fuerte para las generaciones por venir.

(REFLEXIONES DIARIAS del Libro de Reflexiones escritas por los A.A. para los A.A.).

aniv6-dto29

Reflexión de Al-Anón: 28 de Junio

Bill

LA DETERMINACIÓN DE NUESTROS FUNDADORES

Año y medio más tarde, estos tres habían tenido éxito con siete más. (ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 147).

Si no hubiera sido por la tensa determinación de nuestros fundadores, A.A. se habría desvanecido rápidamente como muchas otras llamadas buenas causas. Echo una mirada a los cientos de reuniones semanales en la ciudad donde vivió y sé que A.A. está disponible veinticuatro horas al día. Si yo hubiera tenido que persistir con nada más que esperanza y deseo de no beber, experimentando rechazo dondequiera que fuera, habría buscado el camino más fácil y cómodo y habría regresado a mi anterior manera de vivir.

(REFLEXIONES DIARIAS del Libro de Reflexiones escritas por los A.A. para los A.A.).

Ayudar-a-los-demas