Categoría: PODER SUPERIOR

Meditacion 30 de Octubre: Siguiendo la corriente

Ir con el flujo.
Deja ir el miedo y tu necesidad de controlar. Renuncia a la ansiedad. Deja que se escape, mientras se sumerge en el río del momento presente, el río de su vida, su lugar en el universo.
Deja de intentar forzar la dirección. Intenta no nadar contra la corriente, a menos que sea necesario para tu supervivencia. Si te has estado aferrando a una sucursal en la orilla del río, déjate llevar.
Déjate avanzar.
Evita los rápidos cuando sea posible. Si no puedes, mantente relajado. Mantenerse relajado puede llevarlo con seguridad a través de corrientes feroces. Si te hundes por un momento, permítete salir a la superficie de forma natural. Vas a.
Apreciar la belleza del paisaje, tal como es. Ver las cosas con frescura, con novedad. ¡Nunca más pasarás por el escenario de hoy!
No pienses demasiado sobre las cosas. El flujo está destinado a ser experimentado. Dentro de ella, cuídate. Eres parte del flujo, una parte importante. Trabaja con el flujo. Trabaja dentro del flujo. Agitarse no es necesario. Deja que el flujo te ayude a cuidarte. Permita que lo ayude a establecer límites, tomar decisiones y llevarlo a donde necesita estar cuando llegue el momento.
Puedes confiar en el flujo y tu parte en él.

Hoy, iré con la corriente.

(Melody Beattie de su Libro El Lenguaje del Adiós- Meditaciones para Codependientes).

Meditacion 6 de Octubre: Medita

Una mente demasiado activa, no es mente para nada. (Theodore Roethke).

Es posible aprender a relajarse en los aspectos comunes de tu vida. Se consciente de esos momentos normales;relájate; deja que tu mente permanezca callada. Deja que tu espíritu te hable en esos momentos.
Mira a la familia reunida en el desayuno, los pájaros comiendo, la grama mojada cuando sales a recoger el periódico, el patrón de las sombras al caminar bajo la luz de la luna. Se consciente de la belleza de lo ordinario. Se consciente de estos momentos y saca provecho de ellos al máximo. Cuando aprendes a estar consciente y relajarte en lo ordinario, será más fácil relajarte en los momentos estresantes cuando necesitas claridad y enfocarte.
La práctica de la meditación es una práctica de atención plena. Es una práctica de tomar conciencia y estar en sintonía con nuestros cuerpos, nuestro espíritu y el espíritu de Dios. Una de las metas de la meditación es llegar a un punto donde podemos llevar esta atención plena con nosotros todo el día. Podemos frenar el parloteo de nuestras mentes, podemos ver el camino que sabemos con nuestro corazón que debemos seguir.

Señor, ayúdame a calmar mi ruidosa y preocupada mente en mi mundo ordinario. Ayúdame a relajarme en lo que me es familiar, ser consciente de ello y apreciarlo.

(Melody Beattie de su Libro Más del Lenguaje del Adiós).

Meditación 24 de Septiembre: Relájate y disfruta el viaje

Una de las cosas buenas de saltar de aviones es que hay al menos un aspecto del deporte donde es imposible fallar. Cuando elijes abrir la puerta del avión y lanzarte, una cosa es segura: Caerás. Habrá viento que puedes usar para controlar tu movimiento por el aire, y volverás al suelo. Así que relájate. Disfruta el viaje.
Algunas cosas en la vida son así también. Podemos están tan tensos o relajados como queramos y la cosa (otra gente, el clima, el conductor frente a ti en la autopista) no cambiara. A menudo, no hay nada que podamos hacer para cambiar una situación, y aun así luchamos contra el universo, nos ponemos tensos, e intentamos controlar las cosas en vez de relajarnos y aprender a usar lo mejor de nuestras habilidades.
No hay necesidad de cambiar el universo. Ya estaba desde antes de nuestra existencia, y estará mucho después del final de ella. Puede elegir pasar la vida luchando contra él, o puedes relajarte, y aprender a trabajar con y dentro de él.
¿Has estado intentando luchar contra la gravedad, intentando volver al avión? Deja ir las situaciones incontrolables en tu vida. Déjalas ser lo que son. Relájate y aprende a trabajar con ellas en vez de contra ellas. Tendrás más fuerza y éxito cuando lo hagas. Tal vez hasta consigas divertirte un poco.

Señor, muéstrame las áreas de mi vida donde todavía intento controlar lo imposible. Ayúdame a dejar ir y disfrutar el viaje.

(Melody Beattie de su Libro Mas del Lenguaje del Adiós).

Meditación 6 de Julio: El Perdón/Enmiendas

Le dolían los pechos y los brazos con la belleza de su propio perdón. (MERIDEL LE SUEUR).

Dolerme algo perdonándome es aceptarme totalmente a mí misma. Todas necesitamos el perdón. En nuestra enfermedad hemos dañado a las personas que estaban más cerca de nosotras. Éste es uno de los aspectos más dolorosos de las enfermedades de adicción: herimos a las personas que más queremos. Y nos herimos a nosotras mismas cuando herimos a las personas que amamos. Cuando nos preparamos para rectificar con los demás, primero tenemos que rectificar hacia
nosotras mismas y perdonarnos por los errores que hemos cometido. Sólo entonces podemos estar realmente preparadas para rectificar con los demás.
Sin duda, existe una gran belleza en el perdón de nosotras mismas. Podemos ser directas y sin ostentación en nuestro propio perdón.

Tengo necesidad de perdón. Tengo necesidad de perdonarme a mí misma.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Meditación 23 de Abril: Culpabilidad

Disimular es algo muy seguro. A cambio de hacerlo puedes obtener un precio desmedido del kilo de carne del mercado. (COLETTE DOWLING)

Solemos ser expertas en culpabilidad. Ciertamente lo hemos aprendido de nuestras maestras. Incuestionablemente y con gran tenacidad hacemos nuestras tareas sin una queja ni un reproche.
Sin embargo, vamos armadas con nuestros suspiros, los dientes apretados, un aspecto patético de resignación y nuestros hombros caídos. Nuestra frase favorita es: «Está bien», pero realmente no es lo que queremos decir. Una de nuestras capacidades es la de sufrir, ¡y lo hacemos tan bien! Obtenemos nuestro kilo de carne, pero perdemos en ello nuestras almas.

Dime: ¿Vale realmente la pena? ¿Estamos listas para abandonar el juego de la culpabilidad? Se hace infinitamente aburrido.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Meditación 25 de Septiembre: Pensamiento confuso

a11 (el miedo)

Cada vez que no sigues tu guía interna, sientes una pérdida de energía, una pérdida de poder, una sensación de muerte espiritual. (SHAKTI GAWAIN).

A veces simplemente pensamos demasiado. Tenemos un problema que resolver y creemos que si podemos resolverlo todo estará bien. Cuanto más pensamos cómo resolverlo, más confusas nos quedamos, hasta que nos encontramos en un completo laberinto. Entonces, utilizamos la ocasión para castigarnos por ser tan torpes y estúpidas de no poder encontrar la solución —y la espiral hacia abajo continúa—. En esos momentos, estamos en medio de nuestra enfermedad adictiva. Estamos actuando influenciadas por ella. Estamos experimentando una pérdida de energía, una pérdida de poder, una sensación de muerte espiritual.

¡Alto! Es hora de esperar y hacer caso a nuestra «guía interna». Siempre está ahí. Sólo que la hemos cubierto con la concentración compacta de la masturbación mental.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

75154_398979943508793_1179371485_n

Meditación 19 de Septiembre: Estar presente al momento

Beautiful Woman Doing Breath Exercises With An Autumn Background

Lo que ellos tomaban por falta de atención era un milagro de concentración. (TONI MORRISON).

¿Has observado alguna vez a un gato acechar a un pájaro? Cada músculo, cada tendón, cada latido del corazón está concentrado en la presa.
¿Has observado alguna vez a un gato estirarse después de echarse un sueñito? Cada músculo, cada tendón, cada latido del corazón está totalmente implicado en el estiramiento.
A veces, cuando estamos totalmente concentradas en una tarea, podemos parecer rudas y carentes de atención. Pero estamos totalmente presentes. Estamos presentes a nuestro momento de concentración.
Estos momentos de completa concentración son momentos mágicos y, frecuentemente, hay ocasiones en las que experimentamos la unidad con nuestro Poder Superior y con el proceso del universo. Estamos totalmente dentro de nosotras, y totalmente más allá de nosotras.

Me regocijo por los momentos de total unidad. Soy verdaderamente yo misma cuando estoy dentro y más allá de mí misma.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

el cambio_magicodespertar