Meditación 8 de Febrero: Claridad

mujeres-cincuenta

Empezamos nuestras vidas como niños pequeños, llenos de luz y de la visión más clara. (BRENDA UELAND).

Cuando empezamos nuestra recuperación de nuestra adicción a hacer demasiado, tal vez tengamos poca o ninguna experiencia de cómo es nuestra claridad o nuestra sobriedad respecto a nuestro comportamiento de adicción. Hemos retozado tanto con estas pautas de pensamiento y de comportamiento que casi nos parecen normales. La última vez que tuvimos claridad quizá fuese cuando éramos niñas.
Después de haber admitido nuestra impotencia sobre nuestro trabajo compulsivo y adictivo, y después de seguir el programa durante un tiempo, tal vez tengamos de repente un momento de claridad. Surge a través de nuestra conciencia como un meteorito y nos da un susto de muerte. Y sin embargo, sentimos que todo lo que experimentamos tiene una importancia extraordinaria. Es como una nana cantada hace tiempo. Las palabras se han desvanecido, y la melodía resuena en nuestro ser.

La claridad no nos es desconocida… sólo que nos hemos olvidado de cómo es.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

106584593

Meditación 3 de Mayo: Desesperación

a11 (el miedo)

Hubo una época en la que sólo los muertos podían sonreír. (ANNA AKHMATOVA).

Nosotras hemos conocido épocas así. De hecho, el punto en el que nos dimos cuenta de que teníamos que admitir que hacer demasiado no era ya algo que hacíamos, sino algo que nos hacía a nosotras, fue nuestro momento de tocar fondo. Antes de que admitiéramos totalmente nuestra impotencia respecto a trabajar demasiado, nos desesperábamos temiendo que eso nunca podría cambiar.
Pero hemos cambiado. Hemos tocado el fondo de la desesperación y lo hemos vivido. Hemos ido al fondo del abismo y hemos descubierto que también Dios es la nada.
Recordamos nuestra desesperación y estamos agradecidas también porque el tocar fondo en medio de nuestra enfermedad ha preparado el camino de nuestra recuperación, ¡y la recuperación es algo extraordinario!

Yo nunca pensé que estaría agradecida por esta enfermedad, y ésta me ha abierto la posibilidad de una vida completamente nueva.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

1474400_695842633767393_1346995273_n

Meditación 30 de Abril: Aislamiento

cheerful young women at home working on her laptop computer

Una de las razones por las que la sociedad se ha convertido en este barullo es porque estamos aislados unos/as de otros/as. (MAGGIE KUHN).

El aislamiento es una de las características de la adicción. El aislamiento es una de las características de las mujeres que hacemos demasiado.
Podemos estar rodeadas por personas todo el día, pero nuestra dedicación decidida a nuestro trabajo nos aisla. No nos gusta ser interrumpidas por las amigas.
Nos enfadamos cuando las cosas no salen bien, y entonces los demás tienen miedo de acercarse a nosotras. Nos hemos encerrado tanto en nuestro trabajo, en nuestras ocupaciones y en nuestras prisas como cualquier persona alcohólica en su botella. Hemos olvidado cómo salir, y ni siquiera tenemos el tiempo para recordarlo. Creemos que si tuviéramos simplemente más tiempo para centrarnos en nuestro trabajo nos sentiríamos mejor, y en vez de ello nos sentimos exhaustas. El aislamiento es una pérdida de energía

Necesito aprender la diferencia entre aislamiento y soledad.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

stbz12_074 (neurosis)

Meditación 17 de Abril: Curación

chava-en-campo

El nuevo espacio… tiene una especie de invisibilidad para las personas que no han entrado en él. (MARY DALY).

Es especialmente difícil para las mujeres que hacemos demasiado considerar la posibilidad de entrar voluntariamente en lo desconocido. Como a cualquier persona adicta, nos gusta mantener todo bajo control, y no queremos siquiera empezar un viaje sin un buen mapa de carreteras. Desgraciadamente, la recuperación no funciona de esta manera. La recuperación es un salto de fe.
La mayoría de nosotras, por el hecho de haber crecido en familias disfuncionales, trabajar conforme a modelos de adicción y vivir en una sociedad adicta, no tenemos un conocimiento vivencial de lo que significa vivir nuestro proceso, vivir con la sobriedad o vivir conforme a nuestra propia claridad. Pero muchas personas están dando este salto de fe y dando el primer paso en el camino de la recuperación. Sabemos que tiene que haber algo mejor. Tenemos un vago recuerdo de algo. Casi podemos recordar que está ahí. Uno de los verdaderos milagros de hoy día es que muchas mujeres estamos empezando a recuperarnos, aunque realmente no tenemos una clara idea de lo que es la recuperación.

He deseado un milagro, y yo puedo serlo.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Portrait of a beautiful woman doing breath exercises with an autumn unfocused background

Reflexión de Al-Anón: 26 de Junio

CB063496

UN REGALO QUE CRECE CON EL TIEMPO

Para la mayoría de la gente normal, beber significa jovialidad, grata compañía y una imaginación vívida. Quiere decir liberación de los cuidados, del fastidio y de las preocupaciones. Es alegre intimidad con los amigos y sentimientos de que la vida es buena. (ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 139).

Cuanto más perseguía estas emociones elusivas con el alcohol, más fuera de mi alcance se ponían. Sin embargo, aplicando este pasaje a mi sobriedad, me di cuenta de que describía la magnífica vida nueva puesta a mi disposición por el programa de A.A. Todo “mejora” verdaderamente un día la vez. El calor, el amor y la alegría tan simplemente expresadas en estas palabras crecen en amplitud y profundidad cada vez que las leo. La sobriedad es un regalo que crece con el tiempo.

(REFLEXIONES DIARIAS del Libro de Reflexiones escritas por los A.A. para los A.A.).

tratamiento_adicciones_alcoholismo_ctgrupo4_madrid_2(2)