Meditación 12 de Marzo: Aceptación/Errores/Enmiendas

De todas los y las idiotas que he encontrado en mi vida, y Dios sabe que no han sido pocos/as ni pequeños/as, pienso que he sido la mayor. (ISAK DlNESEN).

Una de las maneras en que puedo recuperar mi poder y mi persona es admitir mis errores. A veces, es útil sentarse y hacer una lista de personas a las que he agraviado (incluida yo misma) y enmendarlo con las que sea posible y en situaciones que no les haga daño.
¿Qué sentimiento más limpio es el de aceptar y vivir mi propia vida, sin azotarme a mí misma por los errores cometidos? ¡Qué bien se siente una dejando saber a las personas agraviadas que soy consciente de lo que he hecho y que deseo de verdad cambiar mi comportamiento y hacer todo lo posible para vivir con más claridad y transparencia en el futuro!

Admitir nuestros errores y enmendarlos son herramientas poderosas para recuperarnos a nosotras mismas.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Meditación 3 de Marzo: Olvidar/Resentimientos

libertad-mujer

Para volar, tuviste que liberarte de la porquería que te hundía. (TONI MORRISON).

Nuestra vieja «porquería» ¡es tan preciosa para nosotras! Con ternura enarbolamos nuestros viejos resentimientos y periódicamente arrojamos pedazos de carne fresca para mantenerlos vivos. Alimentamos nuestra cólera. No hacemos nada para aclararla o dejarla ir, sino que simplemente nos agarramos a ella y la alimentamos. Y después nos preguntamos por qué nos sentimos tan atrapadas y frenadas en nuestras vidas.
Cuando nos agarramos a nuestra vieja porquería, nos hunde. Es como si nuestros pies estuvieran adheridos a alquitrán recién extendido.
Llega un momento en el que podemos ver que realmente no importa lo que alguien nos haya hecho, y que agarrarnos a ello nos daña a nosotras y no a esa persona, y que, si queremos curarnos, haríamos mejor en coger nuestra vieja porquería y abonar con ella las flores.

La única manera de crecer es olvidando.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

377747_486845188001928_203424286_n

Meditación 1 de Marzo: En contacto con el Proceso/Un Poder Mayor

mujer-feliz-fondo

Tú y yo creíamos internamente en un poder externo al que uno podía llamar, si se estaba en armonía con los acontecimientos. (ROBYN DAVIDSON).

Vivir en proceso es vivir nuestro proceso y estar unificadas con el proceso del universo. Nuestra enfermedad adictiva nos aparta de nuestra conexión con el proceso vivo. Nuestra enfermedad nos aliena de nuestra espiritualidad y de nuestra fe y nos dice que no estamos seguras, que tenemos que controlar, y que tenemos que afianzar la seguridad volviéndonos estáticas nosotras mismas, y haciendo que sean estáticas nuestras vidas, e incluso el universo.
Ponemos tanto esfuerzo en intentar hacer que nuestro universo sea estático que no hemos desarrollado la capacidad de estar en armonía con los acontecimientos. A medida que aprendemos a armonizarnos y a participar, descubrimos que vivir nuestro proceso es mucho más fácil que intentar que el universo sea estático.

Cuando estoy en contacto con mi proceso, estoy en contacto con el proceso del universo.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Beautiful Woman Doing Breath Exercises With An Autumn Background

Meditacion 22 de Febrero: Soledad

mujeres-cincuenta

Descubrirás ese lugar profundo de silencio simplemente en tu habitación, en tu jardín o incluso en tu bañera. (ELISABETH KUBLER-ROSS).

¡La soledad es una bendición tan grande! Todo el mundo necesita un tiempo para estar en soledad. Con frecuencia tememos el tiempo que pasamos solas, porque no hay nadie a quien poder encontrar salvo nosotras mismas. ¡Qué reconfortante es estar con nosotras mismas! Tanto como volver a casa de una vieja amiga o de un amante después de haber viajado durante mucho tiempo por lugares extraños y desconocidos.
Nuestra soledad es uno de los pocos placeres que podemos proporcionarnos.Depende de nosotras el que nos revitalicemos en el tiempo que pasamos con nosotras mismas. Tenemos el derecho y el poder de hacerlo. Si no tenemos respeto hacia nuestra necesidad de soledad, nuestros hijos nunca aprenderán que merecen tener tiempo para estar solos.

Me permito recordarme a mí misma que no hay nada más tranquilizador que el sonido del agua que corre, aunque sólo sea en mi bañera.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Beautiful Woman Doing Breath Exercises With An Autumn Background

Meditación 12 de Febrero: Metas/Competición

Tiene-Sentido-La-Vida

Aquello en que te has convertido es el precio que pagaste para obtener lo que querías. (MIGNON MCLAUGHLIN).

¿Merecía la pena? ¿Vale la pena? ¿Podemos mirar al espejo y decir a la persona que vemos: «¿Eres alguien que admiro y respeto?»
Debemos recordar que cada paso en el camino de la vida es como dar un paseo. Nos lleva a algún lado, y los pasos dejan frecuentemente huellas.
No podemos decirnos a nosotras mismas: «Bueno, lo que estoy haciendo es urgente ahora, así que continuaré haciéndolo así. Más adelante ya solucionaré las consecuencias», y que no haya consecuencias después. Los rechazos de nuestra vida están relacionados entre sí.

Lo que hago se convierte en lo que soy. Estoy trabajando ahora con elementos muy preciados.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

1474400_695842633767393_1346995273_n

Meditación 18 de Enero: Vivir el Momento

prince-6-fi

Ama el momento, y su energía se expandirá más allá de cualquier frontera. (CORITA KENT).

Las mujeres que hacemos demasiado tenemos dificultades en amar el momento. Siempre estamos haciendo listas de cosas por hacer y previendo las tareas que vienen a continuación, cuando tendríamos que estar ocupadas con la tarea que tenemos entre manos. Por ello, rara vez algo obtiene nuestra atención total y no dividida. Nos perdemos un montón de cosas a causa de este estado de distracción sutil y de la falta de presencia.
Cuando podemos estar realmente en el momento presente, el mismo proceso de estar en el momento irradia por las grietas de nuestra vida y empieza a airear sus esquinas polvorientas.

La presencia es un don extraordinario… para mí misma y para los demás.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

mujer-feliz independiente

Meditación 17 de Enero: Pensar

Beautiful Woman Doing Breath Exercises With An Autumn Background

Para lograr algo, tienes que pensar… Tienes que saber lo que estás naciendo, y eso es poder real. (AYNRAND).

A veces, pensar es algo infrecuente en algunos círculos, mientras que en otros se exagera. En tanto que sociedad, nos hemos vuelto tan unilaterales respecto al pensamiento racional, lineal y lógico, que muchas de nosotras estamos confundidas en lo que concierne a pensar. Somos muy dualistas en nuestra manera de pensar sobre el pensar mismo.
Hemos llegado a creer que debemos ser mujeres frías, calculadoras, lógicas y racionales, o que debemos arrojar todos los pensamientos por la ventana y apostar por los aspectos sentimentales e intuitivos de nuestra sociedad. Cualquiera de estas dos soluciones tiene como consecuencia el desequilibrio que nos deja insatisfechas.
No hay nada malo en pensar, sino en la manera como pensamos. Con frecuencia, nos dirigimos por nuestra mente lógica y racional, sin permitir que sea informada por nuestro ser y por otros procesos de pensamiento como la intuición, la atención y el darse cuenta. Es en la sinergia entre todos estos aspectos de nuestra mente donde comienza el verdadero pensar.

Mi cerebro es un gran don. Utilizarlo totalmente acrecienta su valor.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

liderazgo2