Meditación 28 de Abril: Belleza

¡Oh, fue una mañana magnífica! Supongo que la mejor mañana de primavera es el mejor tiempo que Dios tiene para ofrecer. Con seguridad, nos ayuda a creer en Él [sic]. (DODIE SMITH).

¿Cuánto hace que no gozamos con un día hermoso? ¿Cuánto hace que ni siquiera nos permitimos observar que es un día hermoso?
Las que vivimos en ciudades nos ponemos obstáculos que nos desafían a hacer todavía un poco más de esfuerzo para notar qué día hace.
Para las mujeres que hacemos demasiado, un día hermoso sólo vale la pena de ser apreciado si no presenta el inconveniente de la lluvia o la nieve. Un día hermoso se convierte entonces sólo en un instrumento para hacer más cosas. Pero existen otras posibilidades.

Anhelo la conciencia de poder decir: «¡Oh, fue una mañana magnífica!»

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Meditación 22 de Abril: Autorespeto

Cuando el autorespeto toma el lugar correcto en la psique de una mujer, no dejará ser manipulada por nadie. (INDIRA MAHINDRA).

Ser mujer no es siempre la cosa más fácil del mundo, pero es con lo que tenemos que trabajar en estos momentos. ¡Hay tantos aspectos nuestros que merecen autorespeto! Somos increíblemente competentes en lo que hacemos. Somos flexibles y fuertes y podemos ser las dos cosas al mismo tiempo. Tenemos buenas ideas que son prácticas y creativas, y las podemos articular excelentemente. Tenemos la capacidad de hacer varias tareas simultáneamente y atender cada una de ellas.
Somos organizadoras, creadoras y activas y tenemos una gran capacidad de ser. Tenemos muchas cosas con las que contribuir, incluida una perspectiva de la vida que es diferente de la de los hombres que nos rodean.
Estamos aquí para prestar apoyo, y tanto nosotras como los demás tenemos que aceptar este hecho.

Mi autorespeto no es sólo esencial para mí; es también importante para el mundo.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Meditación 15 de Abril: Aceptación/Autenticidad

Con él como un caballero y ella como una dama, ¿qué podría ser yo, sino simplemente lo que soy? (EDNA ST. VINCENT MILLAY).

Algunas de nosotras no sabemos la diferencia entre rebajarnos, negándonos de este modo a aceptar nuestros talentos y nuestras cualidades, y a aceptar lo que somos.
Claro que con frecuencia pasamos de creer que no tenemos ningún valor a ser totalmente arrogantes. Es interesante el hecho de que sentirse como «una caquita» y creerse únicas en el mundo es algo que está muy relacionado entre sí. En ambos espejismos nos negamos a vernos como realmente somos.
Sólo cuando somos capaces de decir «no sé nada de esto», o «soy muy buena en esto y casi inútil en lo otro», nos acercamos a la aceptación del ser. Ver nuestras deficiencias nos permite aceptarlas. Aceptar nuestros puntos fuertes nos permite remontarnos. La clave es la autenticidad con una misma.

Hoy tengo la oportunidad de no exagerar mis deficiencias ni mis capacidades. Puedo ser yo misma.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Meditación 30 de Marzo: Devenir

Un jarrón de barro puesto al sol será siempre un jarrón de barro. Tiene que someterse a temperaturas elevadas para convertirse en porcelana. (MlLDRED WlTTE STOUVEN).

Realmente no hay nada malo en ser un jarrón de barro. Sólo que todos/as tenemos la posibilidad de convertirnos en porcelana. Y no es tan sencillo como cocerse o no. Algunas explotamos en el horno. Otras nos deshacemos incluso antes de entrar en el horno, y otras nos agrietamos amenazando gravemente nuestro valor utilitario.
Pero la respuesta más triste es haber pasado por el fuego y negarse a convertirse en porcelana. Todas nosotras tenemos hornos en nuestras vidas. Pero no todas nosotras aprovechamos la lección de haber pasado por el fuego.

Es nuestra fe la que facilita nuestra entrega al fuego.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Meditación 26 de Marzo: Valor/Miedo

El valor y el miedo tienen sus propias oraciones. (DOROTHY BERNARD).

Me pregunto si es posible estar en contacto con nuestro verdadero valor sin estar en contacto con nuestra espiritualidad. Sabemos cómo ser temerarias. Sabemos cómo tomar riesgos. Incluso sabemos cómo ponernos en vereda.
Pero ¿sabemos cómo elevarnos por encima de nuestros miedos paralizantes, profundizar en nuestro espíritu y encontrar el valor que se encuentra en él? ¿Tenemos el valor para afrontar la cotidianidad de la vida? ¿Podemos admitir un error sin caer en el lujo del autocastigo? ¿Tenemos el valor de ser honestas y de mirar cómo somos realmente con las personas que amamos? ¿Tenemos el valor de devolver al carnicero un pedazo de carne en mal estado, o nos limitamos a gruñir?
Cuando nos enfrentamos a nuestros miedos y nos permitimos conectar con el poder que está en nosotras y más allá de nosotras, aprendemos a tener valor.

Mi valor es cada día igual que mi espiritualidad.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Meditación 17 de Marzo: Devenir/Aceptación

Lo mejor de envejecer es que no pierdes todo lo que has sido en otras edades. (MADELINE L’ENGLE).

La vida es un proceso. Nosotras somos un proceso. Todo lo que ha sucedido en nuestras vidas ha sucedido por una razón y es una parte integrante de nuestro devenir.
Uno de los desafíos de nuestra vida consiste en integrar sus piezas tal como las vivimos. A veces, es tentador intentar rechazar grandes periodos de nuestras vidas u olvidar acontecimientos significativos, en especial si han sido dolorosos. Intentar borrar nuestro pasado es robarnos a nosotras mismas nuestra propia sabiduría ganada con tanto esfuerzo.
No existe una niña o una adolescente dentro de nosotras. Existe la niña o la adolescente que ha crecido dentro de nosotras.
Cuando nos damos cuenta de que entre las fuerzas más importantes que aportamos a nuestro trabajo están las experiencias de vida y las edades que hemos tenido, tal vez, no tengamos pena de envejecer.

Mi sabiduría surge cuando acepto e integro todo lo que he sido y todo lo que me ha sucedido.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Meditación 12 de Marzo: Aceptación/Errores/Enmiendas

De todas los y las idiotas que he encontrado en mi vida, y Dios sabe que no han sido pocos/as ni pequeños/as, pienso que he sido la mayor. (ISAK DlNESEN).

Una de las maneras en que puedo recuperar mi poder y mi persona es admitir mis errores. A veces, es útil sentarse y hacer una lista de personas a las que he agraviado (incluida yo misma) y enmendarlo con las que sea posible y en situaciones que no les haga daño.
¿Qué sentimiento más limpio es el de aceptar y vivir mi propia vida, sin azotarme a mí misma por los errores cometidos? ¡Qué bien se siente una dejando saber a las personas agraviadas que soy consciente de lo que he hecho y que deseo de verdad cambiar mi comportamiento y hacer todo lo posible para vivir con más claridad y transparencia en el futuro!

Admitir nuestros errores y enmendarlos son herramientas poderosas para recuperarnos a nosotras mismas.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).