Etiqueta: autenticidad

Meditación 27 de Octubre: Deja que los sentimientos se vayan

A veces nos atascamos en un sentimiento. No queremos reconocerlo y darle su merecido. Entonces nos decimos a nosotros mismos que somos demasiado inteligentes u ocupados para sentir de esa manera. Quizás tenemos miedo de ese sentimiento, temeroso de lo que pueda significar. Creemos que si nos sentimos así, tendremos que hacer algo que no queremos hacer. Tememos que el sentimiento pueda significar que tenemos que cambiar. O creemos que el sentimiento significará que tenemos que enfrentar la pérdida de algo que valoramos en nuestras vidas y que no queremos perder.
A veces nos sentimos culpables de nuestras emociones. Creemos que está mal tener ese sentimiento; nos hace una mala persona. Entonces nos decimos a nosotros mismos que no debemos sentir de la manera en que lo hacemos.
Podemos llegar a estar tan acostumbrados a un tipo de sentimiento en particular, como la ira, el resentimiento o el miedo, que se convierte en una forma cómoda y familiar de ver nuestro mundo.
Podemos usar nuestros sentimientos para controlar a las personas: me siento de esta manera cuando haces eso, así que no vuelvas a hacer eso. Algunas personas lo llaman usar emociones para manipular a otras personas. No es algo bueno de hacer. Pero algunos de nosotros nos convencemos de que es la única forma de obtener lo que queremos.
Aprende a decir cómo se siente. Entonces aprende a dejar ir ese sentimiento.

Dios, ayúdame a fluir en la corriente de mis sentimientos.

(Melody Beattie de su Libro Mas del Lenguaje del Adiós).

Meditación 22 de Octubre: Celebrar

Tómese el tiempo para celebrar.
Celebra tus éxitos, tu crecimiento, tus logros. Celebrarte y ser quien eres
Durante demasiado tiempo has sido muy duro contigo mismo. Otros han derramado su energía negativa -sus actitudes, creencias, dolor- sobre usted. ¡No tuvo nada que ver contigo! Todo el tiempo, has sido un regalo para ti y para el Universo.
Eres un hijo de Dios. Hermosa, una delicia, una alegría. No tienes que esforzarte más, ser mejor, ser perfecto o ser lo que no eres. Tu belleza está en ti, tal como eres en cada momento.
Celebra eso.
Cuando tienes éxito, cuando logras algo, disfrútalo. Pausa, reflexiona, regocíjate. Demasiado tiempo has escuchado advertencias para no sentirte bien con lo que has hecho, no sea que viajes por el camino hacia la arrogancia.
La celebración es una gran forma de alabanza, de gratitud al Creador por la belleza de la creación de Dios. Disfrutar y celebrar lo bueno no significa que te lo quitarán. Celebrar es deleitarse en el regalo, mostrar gratitud.
¡Celebra tus relaciones! ¡Celebre las lecciones del pasado y el amor y la calidez que hay allí hoy! ¡Disfruta la belleza de los demás y su conexión contigo!
¡Celebra todo lo que hay en tu vida! ¡Celebra todo lo que es bueno! ¡Celebrate!

Hoy, me complaceré en la alegría de celebrar.

(Melody Beattie de su Libro El Lenguaje del Adiós-Meditaciones para Codependientes).

Meditación 21 de Octubre: Di lo Que Pasa Hoy

¿Qué pasa?
No me refiero a los eventos. Lo más probable es que esté extremadamente al tanto de los eventos que suceden o no ocurren en tu vida. ¿Qué pasa emocionalmente?
¿Te sientes ansioso, asustado, ambivalente, débil o ferozmente determinado? ¿Te sientes listo, poderoso, dichoso, curioso o aliviado?

Hay muchas matices y colores, matices de emociones. Algunas emociones llaman nuestra atención rápidamente. Se presentan clara e inmediatamente las nombramos y las reclamamos como nuestras. A veces los sentimientos no son tan fáciles de identificar. Usualmente son a los que debemos prestarle mayor atención; esos son a menudo los que pueden controlar nuestras vidas.
Una idea importante para recordar acerca de los sentimientos es que solo son energía emocional y podemos sentir lo que sentimos. No hay correcto o incorrecto sobre las emociones; los nombres son solo palabras que usamos para identificar ese estallido de energía emocional en particular.
Hay otra manera en que podemos sentir, otro espacio al que todos tenemos derecho. Ese espacio se llama “centrado, equilibrado y claro”. Cuando identificamos, sentimos y liberamos cualquier sentimiento que se presente cada día, volveremos fácil y naturalmente a ese lugar tranquilo, pacífico y centrado.
A veces, si el estallido emocional es grande -de tamaño volcánico-, puede llevar unos días o una semana regresar a ese lugar claro y centrado. Otras veces, solo un gesto de reconocimiento hacia la emoción que está pasando es todo lo que tenemos que hacer.
No te resistas. Cede. Entonces deja que ese sentimiento flote lejos. Cuantas más cedas en lo que sientas, menos dolerá y más rápidamente desaparecerá. Cuanto más específico seas sobre el evento o la persona que desencadena la emoción, más se ayudará a deslizarse con gracia a través del estallido emocional.
Dominar tus emociones significa asumir la responsabilidad de cómo te sientes. Los sentimientos son importantes, pero recuerde, también son sentimientos. No permita que definan la realidad, controlen su vida o coloreen su mundo. Dominar tus emociones significa despejar tus emociones para que puedas vivir, moverte, amar, trabajar y jugar desde ese lugar pacífico y centrado.
Tómese un momento hoy y cada día de su vida.
Pregúntese: “¿Qué pasa?”

Dios, ayúdame a ser fluido con mis emociones. Ayúdame a aprender a sentir lo que siento y luego a restablecerme regularmente en ese lugar centrado y equilibrado.

(Melody Beattie de su Libro Mas del Lenguaje del Adiós).

Meditación 20 de Octubre: Franqueza

Gran parte de nuestra comunicación puede reflejar nuestra necesidad de control. Decimos lo que creemos que otros quieren escuchar. Tratamos de evitar que otros se enojen, tengan miedo, se vayan o nos desagraden. Pero nuestra necesidad de controlar nos atrapa y nos hace sentir como víctimas y mártires.
La libertad está a solo unas pocas palabras de distancia. Esas palabras son nuestras verdades. Podemos decir lo que necesitamos decir. Podemos decir nuestra mente de forma amable pero asertiva.
Deja ir tu necesidad de control. No necesitamos ser críticos, sin tacto, culpables o crueles cuando hablamos nuestras verdades. Tampoco necesitamos ocultar nuestra luz. Déjate llevar, y libremente sé quien eres.

“Hoy, seré honesto conmigo mismo y con los demás, sabiendo que si no lo hago, mi verdad saldrá de otra manera.

(Melody Beattie de su Libro El Lenguaje del Adiós- Meditaciones para Codependientes).

Meditacion 6 de Octubre: Medita

Una mente demasiado activa, no es mente para nada. (Theodore Roethke).

Es posible aprender a relajarse en los aspectos comunes de tu vida. Se consciente de esos momentos normales;relájate; deja que tu mente permanezca callada. Deja que tu espíritu te hable en esos momentos.
Mira a la familia reunida en el desayuno, los pájaros comiendo, la grama mojada cuando sales a recoger el periódico, el patrón de las sombras al caminar bajo la luz de la luna. Se consciente de la belleza de lo ordinario. Se consciente de estos momentos y saca provecho de ellos al máximo. Cuando aprendes a estar consciente y relajarte en lo ordinario, será más fácil relajarte en los momentos estresantes cuando necesitas claridad y enfocarte.
La práctica de la meditación es una práctica de atención plena. Es una práctica de tomar conciencia y estar en sintonía con nuestros cuerpos, nuestro espíritu y el espíritu de Dios. Una de las metas de la meditación es llegar a un punto donde podemos llevar esta atención plena con nosotros todo el día. Podemos frenar el parloteo de nuestras mentes, podemos ver el camino que sabemos con nuestro corazón que debemos seguir.

Señor, ayúdame a calmar mi ruidosa y preocupada mente en mi mundo ordinario. Ayúdame a relajarme en lo que me es familiar, ser consciente de ello y apreciarlo.

(Melody Beattie de su Libro Más del Lenguaje del Adiós).

Meditación 27 de Julio: Perfeccionismo/Soledad

424138_363755823723537_478196320_n amor incondicional

«Resulta que pertenece a un tipo [de mujer americana] que yo solía encontrar… de las que van a conferencias. Y, después de todo…, sorprendentemente, su energía…» Y continuó diciendo: «Son perfectamente capaces de tener tres o cuatro hijos, llevar la casa, estar al tanto del arte, de la literatura, de la música —superficialmente, por supuesto, pero, ¡por Dios, ya es algo!— y, además de todo ello, mantener un empleo. Algunas han pasado también por dos o tres maridos, sólo para evitar el estancamiento.» (DODIE SMITH).

Pone los nervios de punta verse representadas por escrito. Hemos aprendido a salir adelante. Hemos aprendido a ser «supermujeres». Así pues, ¿qué hay de extraño si no podemos profundizar en nada? ¿Cómo podríamos hacerlo? Simplemente, no tenemos tiempo. Nuestro mayor miedo es no saber suficiente o no ser suficientes. Nos sentimos inadecuadas cuando no podemos hablar inteligentemente sobre casi cualquier cosa y hacerlo todo. Nos gustaría tener más relaciones íntimas, pero no tenemos el tiempo, porque somos mujeres «perfectas».

Somos mujeres «perfectas», y ser perfectas es aburrirnos a nosotras mismas y a los demás.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

377747_486845188001928_203424286_n

Meditación 15 de Junio: Confusión/Negatividad

Sólo sé que no quiero. E incluso esto es algo impreciso. NORMA JEAN HARRIS (Sheila Ballantyne).

He oído que muchas mujeres dicen: «He tenido un buen matrimonio. Mi marido no me pega, no se gasta el dinero en apuestas, ni anda persiguiendo a otras mujeres.» O dicen: «Bueno, mi trabajo no es tan aburrido, me mantiene ocupada y me sirve para pagar las facturas.» De alguna manera, lo bueno se convierte en la ausencia de lo horrible. Si algo en nuestras vidas no es demasiado destructivo, debe estar bien.
¡Estamos tan confusas sobre lo que queremos realmente y sobre lo que es bueno para nosotras! ¿Estamos tan acostumbradas a hacer lo que se espera de nosotras que hemos perdido nuestra capacidad de saber lo que queremos?

A menos que sepa lo que quiero y lo que está bien para mí, no existe ninguna posibilidad de ser una persona auténtica.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).