Meditación 21 de Abril: Conciencia de si misma

Hasta que se cuenta nuestra propia historia perdida, ninguna otra cosa que se diga puede bastarnos: continuaremos en silencio deseándola con vehemencia. (LAURA RIDING).

Probablemente, el viaje más importante que podamos emprender es el viaje interior. Hasta que sepamos quiénes somos, ¿cómo sería posible ofrecer lo que tenemos?
Cada una de nosotras es una combinación única de herencia y de experiencias. Nadie puede ofrecernos lo que nosotras tenemos que ofrecer. Sin embargo, si no tenemos la conciencia de nosotras mismas para hacernos responsables de nuestra singularidad, nunca podremos aportar nuestra contribución.
Uno de los efectos más desastrosos de nuestra enfermedad es que nunca tenemos realmente el tiempo para hacer el proceso de toma de conciencia, y después, cuando lo hacemos, estamos demasiado exhaustas para preocuparnos de él.

Necesito conocer mi historia… toda ella.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Meditación 22 de Marzo: Paciencia/Decisiones

Nuestras decisiones más importantes no son tomadas, sino descubiertas. Podemos tomar las decisiones sin importancia, pero las más importantes requieren de nosotras que esperemos a que sean descubiertas. (ANNE WILSON SCHAEF).

Solemos forzar las decisiones sin haberlas madurado y cuando no están todavía listas para que las tomemos. Nos castigamos a nosotras mismas por ser indecisas, y otras personas comparten esta opinión de nosotras. Creemos que si fuéramos suficientemente sensatas, inteligentes, o claras, sabríamos lo que queremos. No respetamos que tal vez la razón por la que no podemos tomar una decisión es porque todavía no sabemos.
Durante muchas generaciones, las mujeres hemos sentido que teníamos que decir sí a todo. Después aprendimos que también es apropiado decir no, así que hemos practicado el decir no. Sin embargo, desgraciadamente es demasiado difícil para nosotras decir «no sé», y sentirnos cómodas con nuestro estado de no saber, hasta que sepamos.

La cualidad de mis decisiones es directamente proporcional a mi paciencia respecto a no saber.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Meditación 8 de Febrero: Claridad

mujeres-cincuenta

Empezamos nuestras vidas como niños pequeños, llenos de luz y de la visión más clara. (BRENDA UELAND).

Cuando empezamos nuestra recuperación de nuestra adicción a hacer demasiado, tal vez tengamos poca o ninguna experiencia de cómo es nuestra claridad o nuestra sobriedad respecto a nuestro comportamiento de adicción. Hemos retozado tanto con estas pautas de pensamiento y de comportamiento que casi nos parecen normales. La última vez que tuvimos claridad quizá fuese cuando éramos niñas.
Después de haber admitido nuestra impotencia sobre nuestro trabajo compulsivo y adictivo, y después de seguir el programa durante un tiempo, tal vez tengamos de repente un momento de claridad. Surge a través de nuestra conciencia como un meteorito y nos da un susto de muerte. Y sin embargo, sentimos que todo lo que experimentamos tiene una importancia extraordinaria. Es como una nana cantada hace tiempo. Las palabras se han desvanecido, y la melodía resuena en nuestro ser.

La claridad no nos es desconocida… sólo que nos hemos olvidado de cómo es.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

106584593

Meditación 28 de Diciembre: Claridad/Cambios/Evolución

281628_244218048932573_154317147922664_868416_3919553_n

Entonces empecé a darme cuenta de que tenía que dar otro paso en mi evolución y crecimiento personal. (ElLEEN CADDY).

A veces evitamos aclararnos porque sabemos de manera intuitiva que cuando nos aclaramos tenemos que hacer algunos cambios en nuestras vidas. Estamos tan acostumbradas a hacer lo que se espera de nosotras que es difícil saber qué es lo que queremos o lo que necesitamos. Podemos acceder con tanta facilidad a las demandas de los demás, especialmente si están en posiciones de autoridad, que nos sentimos confusas y con falta de claridad.
A pesar de nuestra confusión, nuestro proceso interno continúa empujándonos hacia nuestra evolución y crecimiento personal. Algo en nosotras lucha por la claridad.

El crecimiento personal y la evolución son como respirar y comer… algo que forma parte del ser humano de manera natural e íntima.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

libertad-mujer

Meditación 21 de Septiembre: Claridad

52fd8fbfba3795fd07cf8d51_0_19-1392349766186

Las mujeres sabemos un montón de cosas que no leemos en los periódicos. A veces es muy divertido ver cómo las mujeres sabemos un montón de cosas y nadie entiende cómo las sabemos. (MERIDEL LE SUEUR).

¡Qué lucha ha sido para nosotras reprimir durante todos estos años nuestro saber… durante todos estos siglos.! Nuestra adicción a hacer demasiado nos permite ignorar nuestra sabiduría, para adecuarnos más fácilmente en una sociedad adictiva.
¿Con cuánta frecuencia hemos mantenido la boca cerrada en consejos de administración o de personal, porque compartir nuestros conocimientos hubiese suscitado un enorme clamor y llantos, o hubieran sido completamente ignorados?
Hemos intentado con tanta fuerza adaptarnos a una sociedad que no hemos creado, y llegar a ser tan aceptables para dicha sociedad, que nos hemos convertido en mujeres asombrosamente desaparecidas. Pero sabemos, y sabemos que sabemos.

El mundo necesita nuestro conocimiento y nuestra sabiduría. Las empresas necesitan nuestra claridad. Nuestras familias necesitan nuestra claridad. Nosotras necesitamos nuestra claridad.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

4646493-dos-familias-unidas

Meditación 19 de Junio: Aceptación del Ser

163573_408773232553251_1791110266_n

No hagas nada porque sea correcto, digno de elogio o noble hacerlo; no hagas nada porque parezca que sea bueno hacerlo; haz sólo lo que debas hacer y lo que no puedas dejar de hacer. (ÚRSULA K. LE GUIN).

Estamos tan acostumbradas a hacer lo que otras personas quieren que hagamos, o a hacer lo que es correcto, o lo que nos proporciona aprobación, que las palabras de Le Guin nos piden hacer sólo lo que tenemos que hacer, y no hacerlo sería irrealista. Pensamos: eso es fácil de hacer para ella, que es una escritora y puede hacer u propio horario.
Sin embargo, ¿qué hay de verdad para nosotras en sus palabras? Ciertamente podemos admitir que hemos hecho muchas cosas por razones equivocadas, y con frecuencia es muy amargo en nuestros corazones el precio de nuestra adecuación, «nobleza» y búsqueda de aprobación. Muchas veces hacemos algo porque nos parece bueno hacerlo, y hacemos perder el tiempo a todo el mundo, incluidas nosotras mismas.
¡Qué alivio creer que somos suficientes como somos y que nuestra única manera de cumplir una tarea es hacer sólo lo que necesita hacerse!

Adoptaré estas ideas. Después de todo, ¡ninguna otra persona podría aportar mi contribución por mí!

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

377747_486845188001928_203424286_n

Meditación 14 de Junio: Conciencia del Proceso/Sabiduría

prince-6-fi

Los acontecimientos de nuestras vidas se suceden en secuencias de tiempo, pero, en su significado para nosotras/os, siguen su propio orden… el hilo continuo de la revelación. (EUDORA WELTY).

¿No sería aburrido si nuestras vidas fueran completamente lineales? ¡Qué tontería haber desperdiciado cada experiencia y cada trauma justo cuando estaba sucediendo! ¿Qué pena que los acontecimientos que ocurrieron a los cinco años comiencen a estallar a los treinta y cinco! ¡Qué perturbador es el momento en el que los recuerdos de la memoria, escondidos en la conciencia durante mucho tiempo, nos avisan de que están listos para ser integrados!
¿Podemos creer que nuestro propio proceso interno sabe cuándo estamos preparadas para tratar con viejos temas? ¿Podemos confiar en que el mismo hecho de que estén surgiendo es una indicación de lo mucho que hemos evolucionado y de lo fuertes que somos?

Hay algo dentro de mí que sabe más de lo que yo sé. Confiar sólo en ello no puede producir sino la curación.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

a11 (el miedo)