Meditación 16 de Febrero: Devenir/Ilusiones

36434398-inquiet-femme-adolescent-se-couvrant-le-visage-avec-les-mains-sur-la-plage-en-hiver-banque-dimages

Son nuestras ilusiones sobre nuestras ilusiones lo que nos engancha. (ANNE WILSON SCHAEF).

Nuestras adicciones nos llevan a una vida de ilusión. Alimentan nuestra ilusión de control, nuestra ilusión de perfección y nuestra inautenticidad. Nuestra conducta adictiva nos permite negar la realidad y justificar no vivir nuestra vida. Caemos en una niebla de ilusiones, sean ilusiones de romance, de poder, de éxito y, de algún modo, perdemos la vida.
Una de las cualidades significativas de un adulto es ser capaz de separarse de la ilusión y de alimentarse con la realidad más que con espejismos. Contrariamente a la opinión popular, esto no significa que tengamos que vivir vidas tontas y aburridas. Significa que tenemos que vivir nuestra vida.

¡Yupii! Para cambiar, probemos a vivir la realidad.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

7479987-Joven-y-bella-mujer-celebra-la-libertad-de-la-naturaleza--Foto-de-archivo

Meditación 8 de Febrero: Claridad

mujeres-cincuenta

Empezamos nuestras vidas como niños pequeños, llenos de luz y de la visión más clara. (BRENDA UELAND).

Cuando empezamos nuestra recuperación de nuestra adicción a hacer demasiado, tal vez tengamos poca o ninguna experiencia de cómo es nuestra claridad o nuestra sobriedad respecto a nuestro comportamiento de adicción. Hemos retozado tanto con estas pautas de pensamiento y de comportamiento que casi nos parecen normales. La última vez que tuvimos claridad quizá fuese cuando éramos niñas.
Después de haber admitido nuestra impotencia sobre nuestro trabajo compulsivo y adictivo, y después de seguir el programa durante un tiempo, tal vez tengamos de repente un momento de claridad. Surge a través de nuestra conciencia como un meteorito y nos da un susto de muerte. Y sin embargo, sentimos que todo lo que experimentamos tiene una importancia extraordinaria. Es como una nana cantada hace tiempo. Las palabras se han desvanecido, y la melodía resuena en nuestro ser.

La claridad no nos es desconocida… sólo que nos hemos olvidado de cómo es.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

106584593

Meditación 24 de Noviembre: Soledad

2012629150481417

Lo mismo que el agua puede reflejar claramente el cielo y los árboles sólo mientras su superficie se mantenga serena, la mente sólo puede reflejar la verdadera imagen del Ser cuando está tranquila y completamente relajada. (INDRA DEVI).

¿Cuántas veces están nuestras mentes «completamente tranquilas y relajadas? ¿Reconocemos que ese tiempo para la soledad es tan importante para nuestro trabajo como mantenernos informadas, preparar informes o planificar? Como dice la autora Brenda Ueland, «actualmente tu alma se hace terriblemente estéril y se seca porque eres demasiado rápida, eficiente y vas siempre con tantas prisas, haciendo una cosa detrás de otra, que no tienes tiempo para que puedan llegar tus propias ideas, para evolucionar y brillar suavemente».
Nos tenemos que dar tiempo. Tenemos que dar tiempo a nuestras ideas. Si no lo hacemos, no podemos brillar suavemente ni oír la voz de nuestro proceso interno que nos habla.

La soledad no es un lujo. Es un derecho y una necesidad.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

retratos-de-mujeres-con-flores (10)

Meditacion 23 de Noviembre: Darle la vuelta

7479987-Joven-y-bella-mujer-celebra-la-libertad-de-la-naturaleza--Foto-de-archivo

Tengo que tomar un respiro emocional, dar un paso atrás, y recordarme a mí misma quién está realmente a cargo de mi vida. (JUDITH M. KNOWLTON).

¿Cuántas veces queremos detenernos, darnos la vuelta y gritar enfadadas: «Quién es la persona que está a cargo
de todo esto?»
Hemos intentado responsabilizarnos de nuestras vidas y nos hemos dado cuenta una y otra vez de que el ser que está a cargo de ellas no funciona en absoluto. Entonces… si no somos nosotras, ¿quién es?
Parece demasiado nebuloso para una mujer práctica y profesional dar un paso atrás y poner su vida en manos de algún vago poder que pudiera existir por ahí afuera. ¿No es eso una religión para personas delicadas? ¿No son las personas que quieren depender de un poder más grande que ellas, personas dependientes y que no quieren tomar la responsabilidad de ellas mismas? Tal vez. Pero cuando pensamos en términos dualísticos como éstos, cuando nos aferramos al poder o lo abandonamos, perdemos el punto justo.
La vida es un proceso de cooperación con las fuerzas de nuestras vidas y de práctica de esta colaboración.

Somos responsables juntas. No como controladoras…
sino como procesos vivos.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

mujer_libertad_derechos

Meditación 15 de Noviembre: Aceptación/Control/Plegaria de Serenidad

376660_476580245695089_1195408222_n

Ahora creo que el punto que he alcanzado es que he aprendido a vivir con todo ello… con ser vieja… pase lo que pase… con todo lo que implica. (EDELGARD).

¡Qué maravilla que no sólo tenemos la oportunidad de vivir nuestras vidas, sino también de aceptarlas! Hemos gastado tanto tiempo y energía luchando en vano contra cosas que no podemos cambiar y golpeándonos la cabeza contra muros reforzados de acero, que no nos hemos dejado de preguntar si era ésta la colina sobre la que queríamos morir.
Parte del aprendizaje de vivir nuestras vidas es desarrollar la capacidad de aceptar lo que no puede ser cambiado y aprender a vivir de manera creativa estas situaciones. También necesitamos descubrir lo que se puede desafiar con valor y hacer evolucionar cuando es necesario. La aceptación no es resignación. La aceptación es la serenidad que abraza a la vida.

Hoy mi vida es sencillamente como es, y es mía.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

75154_398979943508793_1179371485_n

Meditación 13 de Noviembre: Pedirse Demasiado

stbz12_074 (1)

Si supieras cuántas veces me digo a mí misma: ¡Al infierno con todo y con todo el mundo! He cumplido mi parte, deja que los demás hagan lo que les corresponda; ya es suficiente, suficiente, suficiente. (GOLDA MEIR).

Antes de que empezáramos a recuperar la salud, siempre éramos las primeras en hacer el esfuerzo extraordinario que había que realizar. Estábamos convencidas de que éramos indispensables y de que si no solucionábamos nosotras la situación, nadie lo haría.
Ahora tenemos una visión diferente. Cuando llegamos a un punto en el que nos gustaría decir «al infierno con todo», sabemos que la solución no está «ahí fuera», sino «aquí dentro», y que no nos hemos descuidado a nosotras mismas. Cuando cuidamos de nosotras, dejamos cualquier actividad antes de vernos postradas de rodillas. Trabajar nuestro programa de recuperación nos ha enseñado a estar atentas a las señales de autoabandono.

Todavía no estoy ahí. Cuando presto atención a las señales que me dby a mí misma, cada vez me encuentro mejor.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

31564_4251011753083_947315421_n

Meditación 10 de Noviembre: Dejarlo estar/Control

5997a057

El verdadero secreto para dar consejos es quedar absolutamente indiferente a si es seguido o no, una vez dado, y nunca insistir en hacer que la gente cambie. (HANNAH WHITALL SMITH).

En realidad, probablemente no deberíamos nunca aconsejar a nadie, incluso si se nos pide. Sin embargo, con frecuencia es útil dar información y dejarla estar. Demasiadas veces nos implicamos demasiado en la información que damos y estamos tan seguras de estar en lo correcto, que tenemos que asegurarnos de que la otra persona la acepte. De alguna manera, muy en el fondo de nosotras mismas, la aceptación de nuestra información la vinculamos a nuestro propio valor. Si no aceptan nuestros consejos y actúan de acuerdo con ellos, nos creemos que no nos quieren, no nos valoran y un montón de cosas más.
A medida que sanamos y empezamos a soltar nuestras conductas de adicción, descubrimos que disminuye nuestra necesidad de controlar a los demás. Estamos aprendiendo a dar y a dejarlo estar.

Tengo una buena información para compartir. Es más probable ser escuchada cuando la doy y la dejo estar.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

libertad-mujer