Meditación 16 de Abril: Independencia

La dependencia invita al abuso. (PATRICIA MEYER SPACKS).

A las mujeres que hacemos demasiado nos aterroriza ser dependientes. Comprendemos claramente que la «dependencia invita al abuso». Por desgracia, nuestro miedo a la dependencia suele desembocar en un comportamiento que se asemeja a la independencia, pero que en realidad es lo que los psicólogos llaman «contradependencia». Nos asusta tanto la dependencia que no podemos confiar en ninguna persona, lo cual significa que todavía somos controladas por nuestras necesidades de dependencia. Siempre que estemos dando vueltas alrededor de cualquier forma de dependencia, tanto si se trata de la dependencia, de la independencia, como de la interdependencia, probablemente tengamos problemas.
Otra opción consiste en no definirnos a nosotras mismas de manera dependiente. Podemos aprender a autodefinirnos. Podemos aprender a no pedir a los demás que creen nuestras identidades por nosotros. Sólo entonces podemos ser verdaderamente libres y aportar el don de nosotras mismas a cualquier relación.

Tanto la independencia como la dependencia pueden ser jaulas.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).