Etiqueta: Paso Siete de Al-Anón

Meditación 26 de Octubre: Paso Siete

Humildemente le pedimos a Dios que elimine nuestros defectos. (Paso Siete de Al-Anón).

En los Sexto y Séptimo Pasos del programa, estamos dispuestos a dejar de lado nuestros defectos de carácter: problemas, comportamientos, viejos sentimientos, aflicción no resuelta y creencias que nos están impidiendo la alegría que es la nuestra. Entonces le pedimos a Dios que los quite de nosotros.
¿No es así de simple? No tenemos que contorsionarnos para hacernos cambiar. No tenemos que forzar el cambio. Por una vez, no tenemos que “hacerlo nosotros mismos”. Todo lo que tenemos que hacer es luchar por una actitud de buena voluntad y humildad. Todo lo que tenemos que hacer es pedirle a Dios lo que queremos y necesitamos, y luego confiar en que Dios hará por nosotros lo que no podemos hacer y no tenemos que hacer por nosotros mismos.
No tenemos que mirar con la respiración contenida por cómo y cuándo cambiaremos. Este no es un programa de autoayuda. En este programa milagroso y eficaz que ha provocado la recuperación y el cambio para millones, cambiamos al trabajar los Pasos.

Hoy, Dios, ayúdame a rendirme a la recuperación y al proceso por el cual cambio. Ayúdame a enfocarme en el Paso que necesito. Ayúdame a hacer mi parte. Relájate y deja que pase el resto.

(Melody Beattie de su Libro El Lenguaje del Adiós).

Reflexión de Al-Anón: 22 de Julio

arrepentido

“LO BUENO Y LO MALO”
“Creador mío, estoy dispuesto a que tomes todo lo que soy, bueno y malo”. (ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 71).

La alegría de la vida está en dar. Ser liberado de mis defectos, para poder ser servicial más libremente, permite que crezca en mí la humildad. Mis defectos pueden ser humildemente puestos bajo el amoroso cuidado de Dios y ser eliminados. La esencia del Paso Siete es la humildad y qué mejor manera de buscarla que dar todo lo que soy – bueno y malo – a Dios, para que El pueda liberarme de lo malo y devolverme lo bueno.

(REFLEXIONES DIARIAS del Libro de reflexiones escritas por los A.A. para los A.A.).

petit

Reflexión de Al-Anón: 15 de Julio

527307_10151335087181288_719911888_n

Orgullo

Durante miles de años hemos estado exigiendo más de lo que nos corresponde de seguridad, prestigio y amoríos. Cuando parecía que estábamos teniendo éxito, bebíamos para buscar sueños mayores aún. cuando estábamos frustrados, aunque fuera en parte, bebíamos para olvidar. Nunca había suficiente de lo que pensamos que queríamos.
En todos esos esfuerzos . . . el obstáculo paralizador había sido nuestra falta de humildad. Habíamos carecido de la perspectiva para ver que la formación del carácter y los valores espirituales tenían que estar en primer lugar, y que las satisfacciones materiales no eran el objetivo de la vida. (DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 76).

Una y otra vez me acercaba al Paso Siete, sólo para retroceder y reconsiderar. Algo me faltaba y se me escapaba el impacto del Paso. ¿Qué había pasado por alto? Una simple palabra: la había leído pero la había ignorado, la base de todos los Pasos, en verdad de todo el programa de Alcohólicos Anónimos – esa palabra es “humildemente”.Sabía cuáles eran mis defectos:

constantemente posponía mis tareas; me enojaba fácilmente; sentía mucha autoconmiseración; y me preguntaba, ¿por qué yo? Entonces recordé, “el orgullo va antes de la caída”, y eliminé el orgullo de mi vida.

(REFLEXIONES DIARIAS del Libro de reflexiones escritas por los A.A. para los A.A.).

la-soberania-de-dios-y-la-voluntad-del-hombre2

Reflexión de Al-Anón: 8 de Julio

Un-dia-a-la-vez-al-anon-confiar-dios

UNA LIBERTAD SIEMPRE CRECIENTE

En el Paso Siete es donde hacemos el cambio en nuestra actitud que nos permite, con la humildad como nuestra guía, salir de nosotros mismos hacia los demás y hacia Dios. (DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 81).

Cuando finalmente le pedí a Dios que me liberase de esas cosas que me estaban apartando de El y de la luz solar del espíritu, me embarqué en el viaje más glorioso que me hubiera podido imaginar. Experimenté una liberación de aquellas características que me tenían envuelto en mí mismo. Debido a este Paso de humildad, hoy me siento limpio.
Estoy especialmente consciente de este Paso porque ahora puedo ser útil a Dios y a mis compañeros. Sé que El me ha concedido la fortaleza para hacer Su voluntad y me ha preparado para cualquier persona o cosa que se me presente hoy en mi camino. Verdaderamente estoy en Sus manos, y doy gracias por la alegría de poder ser útil hoy.

(REFLEXIONES DIARIAS del Libro de reflexiones escritas por los A.A. para los A.A.).

943070_413475778749663_1669733158_n