Etiqueta: vivir el presente

Meditación 2 de Octubre: Relájate en tu Interior

La meditación no tiene que ser una labor difícil. Solo deja a tu mente y cuerpo descansar como un animal en el bosque. No te compliques. No hay necesidad de alcanzar nada. Estoy escribiendo un libro, y aun así no se me complica hacerlo. (Thich Nhat Hanh).

La vida no necesita ser complicada. Sí, hay tiempos donde se está ocupado y tiempos donde todo se siente lento en el trabajo. Plazos y más plazos, presupuestos y horarios.
Pero cuando nos complicamos, quemamos toda la energía en la pelea y no nos queda nada para aportar al proyecto. No sería mucho mejor relajarse, trabajar en el proyecto, olvidar la fecha límite. El proyecto estará listo cuando lo esté y lo terminaríamos mucho más rápido si nos enfocamos en el proyecto, no en la fecha límite.
¿Estas gastando energía peleando contra ti mismo? ¿Como terminare esto? ¿Y si lo hago mal? ¿Y sí? ¿Y sí? Relájate. Las respuestas se encontrarán solas. Solo concéntrate en la tarea que tienes a mano, con calma, y sonriendo. Los budistas tienen un dicho: “Si has terminado con tu arroz, entonces lava tu plato.”
La belleza de la vida está en relajarse y estar conscientes de la tarea a mano. Relájate. Disfruta del trabajo que estás haciendo hoy.

Señor, ayúdame a dejar de resistirme y aprender a relajarme.

(Melody Beattie de su Libro Mas del Lenguaje del Adiós).

Meditación 18 de Junio: Vivir el Presente

Conozco la solución. Cuando tenemos un mundo compuesto únicamente por el ahora, sin sombras del ayer ni nubes del mañana, decir lo que podemos hacer funciona. (GOLDIE IVENER).

Imagina empezar cada día fresca, sin «sombras del ayer ni nubes del mañana». Cuando estamos en nuestros estados de humor más negativos y cínicos, oímos una idea como ésta y nos burlamos diciendo que es imposible. No es posible dejar el pasado y no preocuparse por el futuro. Y, sin embargo, esto es lo que todos/as los/as grandes maestros/as espirituales de este planeta han enseñado de una u otra manera. De hecho, el regalo más grande que nuestros/as maestros/as nos han dado ha sido con frecuencia vivir en el presente, cómo estar simplemente totalmente presente al momento.
¿Con cuánta frecuencia perdemos nuestra vida centrándonos en el pasado o anhelando el futuro?. Perdemos la mirada de nuestros/as hijos/as porque estamos pensando en cómo llevarlos al dentista mañana. Perdemos la idea interesante que atraviesa en este momento nuestra mesa de trabajo, porque estamos preocupadas con lo que dijimos en la reunión de ayer. ¡Alto!, relájate, ¡mantente aquí y ahora!

El presente es todo lo que tenemos: abandonarlo es matarlo.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Meditacion 4 de Mayo: Vivir El Presente

El ayer es un cheque cancelado, el mañana, una promesa de pago, el hoy es pago al contado: gástalo con sabiduría (ANÓNIMO).

¡Qué desafío vivir en el presente! Solemos estar tan ocupadas matando el momento actual con preocupaciones
acerca del mañana o lamentos acerca del ayer que matamos cada día de hoy. Curiosamente, todo lo que podemos tener está en el presente.
Vivir en el presente significa darse cuenta: darse cuenta de cuándo se está cansada, darse cuenta de que necesitamos ir al cuarto de baño, darse cuenta de que tenemos que descansar.
Vivir el presente significa dar un paseo por el paseo en sí mismo, y no para ir a algún sitio. Vivir el presente
significa darse cuenta de nuestro ahora y apreciarlo.
Vivir el presente significa hacer nuestra vida, y no sólo pensar en ella.

Si hago mi vida no estaré perdida.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Meditación 1 de Mayo: Hoy

tratamiento_adicciones_alcoholismo_ctgrupo4_madrid_2(2)

Día ordinario, déjame ser consciente del tesoro que representas. Déjame aprender de ti, amarte, bendecirte antes de que te vayas. No me dejes pasar de largo en búsqueda de algún raro y perfecto mañana. Permíteme tenerte mientras pueda, porque puede que no siempre sea así. Un día clavaré mis uñas en la tierra, o enterraré mi rostro en la almohada, o me estiraré rígida, o levantaré mis manos hacia el cielo, y querré más que nada en el mundo que regreses. (MARY JEAN IRON).

Este momento es sólo ahora. Es lo que tenemos. ¡Cuántas veces hemos dilapidado el tesoro del hoy y soñado con las fortunas del mañana, sólo para lamentarnos más adelante de la pérdida de este día! Hoy, podemos observar el brillo en los ojos de un niño por un nuevo descubrimiento. Hoy, podemos escuchar a una vieja amiga antes de pasar a la próxima actividad. ¿Hemos perdido el hoy no estando presentes con él? ¿Derramaremos más tarde lágrimas de lamento y deseo de su regreso? ¡Cuánto mejor sería vivirlo hoy!

Sólo un día ordinario, ¡qué regalo!

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

yo espiritual