ADICCIÓN AL CIBERSEXO

adiccion_sexo_feria_attached_11102013

El cibersexo (sexo virtual), es cuando se busca la estimulación o excitación sexual por medio de la conexión online (chatear, webcam, envío de mensajes con contenido sexual explícito) sin contacto físico con otra persona que generalmente es desconocida, o bien cuando se consulta en la red material de tipo sexual (fotos, vídeos, etc.).

La adicción al cibersexo comienza igual que en otras adicciones, al principio se hace un uso esporádico y puntual y a medida que pasa el tiempo la persona aumenta la frecuencia de uso hasta que se termina perdiendo el control sobre la conducta. Posteriormente el cibersexo se vuelve el centro de sus pensamientos y se termina desarrollando una dependencia, que hace que la persona aún sabiendo que puede haber consecuencias negativas, no logra dejar de llevar a cabo esta conducta sexual.
Los problemas que pueden derivarse de este abuso generalmente son: conflictos o separación de la pareja, alteraciones emocionales, aislamiento, excesivo gasto, ausentismo laboral, etc.

AutoTEST

Para valorar si puedes tener un problema de este tipo realiza el Cuestionario de Adicción al Cibersexo:

Ha disminuido su interés sexual por las personas reales?
Pasa mucho tiempo buscando y mirando material sexual en Internet?
Ha sido sorprendido viendo material sexual en su monitor?
Ha prometido abandonar esta conducta y ha reincidido?
Se ha sentido molesto por pasar mucho tiempo viendo sexo por Internet?
Se ha masturbado mientras mira imágenes de sexo o mientras sostiene charlas eróticas on line?
Necesita imágenes o charlas sexuales via internet más intensos que antes para experimentar placer?
Ha perdido interés en los sitios pornográficos o chats eróticos que visitaba y debió buscar otros más intensos?
Ha pagado abonos a sitios web pornográficos?
Ha visto material sexual obtenido en Internet en su trabajo?
Le ha comentado a alguien que está pasando mucho tiempo viendo pornografia por Internet?
Ha estado viendo sitios pornográficos o eróticos cuando pudo haber usado ese tiempo con su pareja, familia o amigos?
Mirar pornografia le ha causado problemas familiares o de relación con otras personas?
Cuando no está conectado On line se pone a pensar en la próxima conexión que realizará a sitios pornográficos o eróticos?
Ha agendado direcciones pornográficas en Internet para ver actualizaciones?
Ha tratado de suprimir su adicción al cybersexo borrando las direcciones de internet vinculadas al mismo?
Ha fantaseado tener sexo con personajes vistos en internet mientras está con su compañía sexual real?
Ha acumulado más de un débito por pago de accesos a sitios pornográficos en Internet?
Se siente avergonzado de haber visto material pornográfico en internet?
Ha tenido miedo que lo vean masturbándose mientras ve material pornográfico en Internet?
Ha tomado medidas precautorias para evitar que lo vean mirando pornografia por Internet?
Le es más fácil alcanzar el climax masturbándose mirando pornografia en Internet que con su pareja?
Se masturba con pornografia en Internet porque le es difícil hallar pareja?
Le asusta que su proceder esté fuera de control?

Señales de Alarma:

Es difícil detectar una adicción al cibersexo, ya que se tiende a negar el problema y a mentir si alguien intenta descubrirlo. Algunas de las siguientes señales podrían servir como “pista” para poder pensar que hay una conducta problemática relacionada con el sexo por Internet:

Estado de ánimo: Cambios inesperados de humor sin ningún motivo importante, irritabilidad si no puede conectarse… La persona también puede verse alterada emocionalmente por el sentimiento de vergüenza y culpa que experimenta al ocultar esta conducta reprobable.

Aislamiento social y familiar: Dejar de hacer actividades de ocio que se hacían habitualmente con la familia y que antes resultaban placenteras.

Cambios en el patrón del sueño: Se quedan hasta altas horas de la madrugada chateando, por ejemplo, lo que provoca que durante el día tengan que dormir. Estos cambios también pueden llegar a producir dificultades de atención y concentración.

Se centran en las relaciones virtuales, donde pueden dar “rienda suelta” a sus fantasías y dejan de lado las relaciones sexuales reales. Cada vez tienen menos relaciones sexuales en pareja y solo ven el cibersexo como fuente de gratificación.

Consecuencias graves debido a la conducta sexual: Pueden ser laborales (utilizar el ordenador profesional para practicar el cibersexo, conducta que puede llevar a un despido), económicas, de pareja, etc.

. Intentar detener la conducta y no poder conseguirlo, aún sabiendo que habrá consecuencias negativas.

Consumo importante en cantidad de tiempo para poder obtener sexo a través del ordenador y necesidad de tener contactos cada vez de manera más frecuente.

Pensamientos continuos y anticipantes sobre la próxima conexión con la idea de encontrar sexo.

Circunstancias adictivas:

La doctora Kimberly S. Young, en un estudio denominado “Entendiendo qué hace al Cibersexo adictivo” considera que Internet “crea un clima cultural de permisividad que promueve un comportamiento sexual compulsivo online”. La doctora Young co-estableció el conocido como modelo ACE, según el cual las circunstancias de Anonimato, Conveniencia y Escape que se dan en las actividades cibersexuales conducirían a un uso compulsivo capaz de crear adicción por sí mismo. Así, afirma la doctora, el Anonimato produce al practicante de cibersexo una sensación de control que no se da en la vida real y, por ejemplo, “a diferencia de las experiencias sexuales reales, una mujer puede rápidamente cambiar de pareja si su ciber-amante no es muy bueno o un hombre puede desconectarse después de su orgasmo sin largas despedidas. Si un hombre secretamente se pregunta como seria tener sexo con otro hombre o si una mujer siempre ha buscado tratar el sadomasoquismo, dentro del contexto anónimo del ciberespacio, los mensajes convencionales acerca del sexo son eliminados permitiendo a los usuarios interpretar fantasías ocultas o reprimidas en un laboratorio privado, sin el miedo de ser atrapados”.

Además, según la doctora Young, la Conveniencia o Comodidad del cibersexo facilitada por el Anonimato hace que se pueda caer fácilmente en patrones compulsivos de uso, especialmente por parte de “individuos que sufren de baja autoestima, una severa distorsión de la imagen corporal, una disfunción sexual no tratada o una adicción sexual previa”. Finalmente, asevera la Dra Young, “los estudios han demostrado que la estimulación sexual puede ser la causa para introducirse en el cibersexo pero más adelante es el Escape mental hacia un estado alterado de la realidad, en el cual una persona puede adoptar una diferente identidad online, lo que actúa como el “subidón” de una droga” y provoca la adicción. Por ejemplo, explica, “una mujer solitaria repentinamente se siente deseada por diferentes ciber-amantes o un hombre sexualmente inseguro se transforma en un caliente ciber-amante que desean todas las mujeres en el chat”.

Y así, en ese mundo donde se entremezcla lo real y lo virtual, una practicante de cibersexo, Tara Rebele, quien se declara una experimentada ciberamante aunque virgen en la vida real, plantea estas cuestiones en un testimonio online “¿cómo saber si se trata realmente de un hombre o de una mujer? No es posible, pero esta incertidumbre ¿no forma parte de la excitación que hay detrás del cibersexo? Si tú crees que te estás comunicando con un hombre y ese hombre te lo está haciendo, no creo que importe si ese hombre es en realidad una mujer, o viceversa. Uno está en un encuentro sexual/sensual con una persona, pero no con la identidad real. Lo que alguien tenga o no tenga entre las piernas no importa entre módems”.

¿Cómo salir de una adicción al cibersexo:

Autoayuda:

Si usted o alguien que usted aprecia muestra señales de adicción cibersexual, le mostraré cómo puede intentar ayudarse o ayudarle. Estas sugerencias se basan en técnicas que se han mostrado útiles con otros procesos adictivos. Si usted no tiene éxito con ellas, inténtelo de nuevo y haga un esfuerzo por hablar cada vez con más personas de los esfuerzos que realiza para superarlo. El apoyo de los demás a la hora de cambiar los modelos adictivos es una de las claves fundamentales para el éxito. Tal y como un experto en adicciones declaró “Estamos tan enfermos como nuestros secretos”.

1. Pregúntese por qué está buscando esta estimulación en línea. ¿Qué hecha de menos en su vida real, cuando está desconectado?. Si tiene una relación estable, ¿hay algo que no pasa en esa relación y que usted necesita que pase?.

2. Reciba una dosis de realidad de un amigo o amigos. Hábleles sobre sus actividades on-line y pregúnteles lo que ellos ven de su vida que quizás explique su problema. A menudo los amigos ven cosas en nosotros que uno mismo no puede ver.

3. Decida qué tipos de websites/chat y grupos de noticias serán aceptables cuando se conecte. Haga un pacto consigo mismo y si viola ese plan, permanezca sin conectarse para nada durante al menos dos semanas.

4. Cuéntele a un amigo su plan de permanecer sin conectarse y pídale que le apoye haciéndole preguntas sobre cómo y cuando está evitando con éxito esos impulsos; que le anime hacia otras actividades en el mundo del cara a cara; y que se centre y le muestre cómo usted está superando muchos de esos impulsos. Evite que ellos se conviertan en sus policías –deben estar para apoyar cada uno de sus pasos positivos y no para hacer su vida miserable si usted resbala.

5. Si hasta ahora usted se ha conectado para encontrarse repetidamente con una persona específica, comuníquele que quiere dejar de mantener esas reuniones.

6. Mientras permanezca desconectado tenga a mano un papel y haga lo siguiente. Anote los pensamientos y sentimientos que tiene sobre la evitación del sexo on-line y/o las relaciones sexuales on-line. Perciba las circunstancias que generan los impulsos para conectarse. Busque nuevas maneras de enriquecer su vida, puesto que ello será un factor clave para el éxito. Inicie una nueva actividad, deporte, pasatiempo, club, o busque apoyo acudiendo a algún tipo de reuniones de grupo.

7. Antes de conectarse para algo que no sean cuestiones de trabajo, decida donde irá y cual será la máxima cantidad de tiempo de ocio que dedicará a estar conectado. Ponga una alarma que le avise cuando se pasa del tiempo establecido.

Terapia con Profesionales:

Es recomendable tratar la patología con profesionales. Estos profesionales son los mismos que se especializan en los tratamientos de otras adicciones como el alcoholismo o la drogadicción. Siempre se debe tener en cuenta acudir a un centro terapéutico especializado en materia de adicciones que cuente con un gabinete psicológico y psiquiátrico, que diseñe un plan de recuperación acorde a las características de cada uno.

También es indispensable para el tratamiento de esta adicción, contar con el apoyo familiar y la ayuda de la pareja. Muchas veces es muy complicado poder convencer a los ciberadictos de realizar una consulta, ante la negación de la problemática o un prejuicio a la vergüenza por confesar esas prácticas ante otra persona. Es importante destacar que los profesionales estarán dispuestos a escuchar y a brindar la mayor contención posible ante esta adicción y que bajo ningún punto darán un castigo moral o tendrán un concepto devaluado de la persona, por haber escuchado la patología que sufre.

Por eso es importante reconocer la situación, hablarla con la pareja o el entorno más íntimo y buscar ayuda con profesionales que traten la adicción de manera seria y comprometida, para obtener resultados eficaces y reconducir la vida del paciente.

Fuentes:
http://www.psicocentro.com/cgi-bin/articulo_s.asp?texto=art12001
http://tonicarpio.com/periodismo/adictos-al-cibersexo#sthash.Gv1IpRjC.dpuf
http://www.ais-info.org/adiccioncibersexo.html
http://www.psygnos.net/consultasex/modules.php?name=News&file=article&sid=55

739769_70645023

2 thoughts on “ADICCIÓN AL CIBERSEXO

    • Hola Val. Lo mas lógico es buscar ayuda profesional con un terapeuta que hecho el diagnostico proceda a un plan personalizado para ese caso. Pudiera asumir el participar en grupos de ayuda como sexolicos anónimos en la localidad cercana. Estos grupos ayudan muchísimo a través de la Terapia en Doce Pasos. Ahora mismo es difícil decidir que debe hacerse en la pareja, asumir un compromiso de recuperacion es lo saludable, que va a pasar luego dependerá de los resultados de este proceso. Mantente firme en buscar ayuda, sola no puedes lograrlo. Refuerza tu Fe, vas a necesitarla. ¡Dios te bendiga!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s