Meditación 30 de Mayo: Vergüenza

Nadie puede hacerte sentir inferior sin tu consentimiento. (ELEANOR ROOSEVELT).

La vergüenza es una respuesta aprendida. Existe mucho interés hoy día en la vergüenza relacionada con la adicción y la recuperación de la adicción. Cuando empezamos a sentirnos avergonzadas, nos abandonamos y funcionamos lo mismo que una persona drogada o borracha. No puede entrarnos ninguna claridad. Tampoco puede salir ninguna claridad.
Es importante recordar que la vergüenza es aprendida y que todo lo que ha sido aprendido puede ser desaprendido. La vergüenza fue utilizada para controlarnos cuando éramos jóvenes, y ahora la utilizamos con frecuencia para controlar a los demás. Cuando empezamos a sentirnos avergonzados, no puede llegarnos ninguna nueva información, ni podemos procesarla con claridad, y tampoco podemos comunicarnos con claridad. Estamos en medio de nuestra enfermedad
de adicción.

Es importante ver el papel que ha jugado la vergüenza en nuestras vidas. También es importante no quedar atrapadas en ella.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Meditación 22 de Marzo: Paciencia/Decisiones

Nuestras decisiones más importantes no son tomadas, sino descubiertas. Podemos tomar las decisiones sin importancia, pero las más importantes requieren de nosotras que esperemos a que sean descubiertas. (ANNE WILSON SCHAEF).

Solemos forzar las decisiones sin haberlas madurado y cuando no están todavía listas para que las tomemos. Nos castigamos a nosotras mismas por ser indecisas, y otras personas comparten esta opinión de nosotras. Creemos que si fuéramos suficientemente sensatas, inteligentes, o claras, sabríamos lo que queremos. No respetamos que tal vez la razón por la que no podemos tomar una decisión es porque todavía no sabemos.
Durante muchas generaciones, las mujeres hemos sentido que teníamos que decir sí a todo. Después aprendimos que también es apropiado decir no, así que hemos practicado el decir no. Sin embargo, desgraciadamente es demasiado difícil para nosotras decir «no sé», y sentirnos cómodas con nuestro estado de no saber, hasta que sepamos.

La cualidad de mis decisiones es directamente proporcional a mi paciencia respecto a no saber.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Meditación 19 de Marzo: Promesas Irrealistas/Desesperación

Las adictas al trabajo hacemos tantas promesas que ningún ser humano sería capaz de cumplirlas. Esta es una de las maneras que tenemos de mantenernos sintiéndonos mal con nosotras mismas. (LYNN).

Uno de los problemas que las adictas al trabajo y a cuidar a los demás tenemos es que nos dispersamos excesivamente y creemos que somos capaces de cumplir las promesas que hacemos. Queremos ser amables. Queremos ser miembros del grupo. Queremos ser consideradas personas competentes y de confianza.
También odiamos decir no cuando alguien se fija y confía en nosotras para pedirnos que hagamos algo. Queremos ser capaces de entregarnos.
Pero, cuando no verificamos con nosotras mismas si queremos o podemos cumplir nuestras promesas, acabamos comprometiéndonos demasiado y, en última instancia, sintiéndonos mal con nosotras mismas, lo cual sólo alimenta nuestros problemas de autoestima.

Comprobar si quiero y puedo cumplir una promesa, antes de hacer que sea buena para mí y para los demás.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Meditacion 8 de Marzo: Autoafirmacion

Encontré a Dios en mí misma. La [sic] amo; la [sic] amo profundamente. (NTOZAKE SHANGE).

¿Qué mejor sitio para encontrar a Dios que en el interior de nosotras mismas? Sólo cuando realmente nos conocemos y nos afirmamos a nosotras mismas por lo que somos, tomamos conciencia de la divinidad que compartimos con todas las cosas. Somos parte del holograma… somos el holograma. Cuando nos enajenamos de nosotras mismas, perdemos también contacto con lo que está más allá de nosotras.
Conocer a «Dios» y amarla [sic] profundamente es amarnos a nosotras mismas. Amar a este Dios no es amar al «Dios» preocupado de sí mismo de la adicción. Es amar al Dios que es una, dentro y más allá de nosotras. Es amando a Dios como llegamos a entender a Dios.

El contacto con Dios es tan simple, y lo hacemos tan difícil.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

Meditacion 23 de Diciembre: Miedo/Control

mograña-3

El miedo tiene olor, lo mismo que lo tiene el amor. (MARGARET ATWOOD).

El estómago se encoge, las palmas empiezan a sudar, cada vez nos es más difícil concentrarnos, los brazos y las manos nos cosquillean, sentimos ansiedad sobre nuestra apariencia o por dar la respuesta acertada… todas conocemos bien los síntomas del miedo.
Desgraciadamente, la vida de la mujer que hace demasiado está controlada por el miedo. ¿Y si no somos suficientemente buenas? El miedo y nuestro espejismo de control están íntimamente relacionados. Es cuando creemos que podemos controlar el resultado y las respuestas de los demás cuando nos ponemos a temblar. Nuestra preocupación es una forma de control previo.

Cuando reconozco mi miedo y lo transfiero hacia un poder que está más allá de mí, puedo acabar mi trabajo y además queda bien hecho.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

dependencia_relaciones_toxicas_getty_130924

Meditación 27 de Octubre: Creatividad

libertad-mujer

Es el mismo potencial creativo de los seres humanos lo que está hecho a imagen y semejanza de Dios. (MARY DALY).

¡Qué manera tan maravillosa de pensar acerca de nuestra creatividad! Si no expresamos nuestra creatividad,
estamos bloqueando nuestro potencial de la energía fluida de la imagen de Dios.
Para la mayoría de las mujeres que hacemos demasiado, la creatividad tiene un lugar muy al final de la lista de nuestras prioridades. No tenemos tiempo de ser creativas. Ya seremos creativas después (y después… y después). Realmente no creemos en nuestra creatividad. Sólo las mujeres especiales tienen creatividad real, y estamos tan aterrorizadas de que tal vez no seamos una de esas mujeres, que ni siquiera miramos cuál pueda ser nuestra creatividad. Al fin y al cabo, «si no puedes hacer algo extraordinario, es mejor que no hagas nada».

Cuando pienso en mi potencial creativo como algo hecho «a imagen y semejanza de Dios» dentro de mí, me siento sobrecogida.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

ambicion_0

Meditación 8 de Septiembre: Ambición

plenitud

A veces te preguntas cómo llegaste a lo alto de esta montaña. Pero en ocasiones te preguntas: «¿Cómo puedo bajar de ella?» (JOAN MANLEY).

La ambición ha sido importante para muchas de nosotras. Siendo todavía unas niñas, nos dimos cuenta de que era importante que trabajásemos duro y convertirnos en alguien de peso. Queríamos salir adelante y estábamos dispuestas a ir muy lejos para ser competentes e importantes. En los últimos años, las mujeres hemos tenido muchas más opciones para nuestras vidas, y hemos querido aprovecharnos de estas oportunidades.
¿Cuándo cambiaron las cosas? ¿Cuándo cruzamos la línea de tener ambición —lo cual es bueno— a ser poseídas por nuestra ambición —que nos está matando?
Frecuentemente, a causa de las adicciones, las mismas capacidades que nos mantenían vivas cuando éramos jóvenes (como la de ser inauténticas, controlar y manipular), son ahora mortales y están robándonos la vida. Esto puede que sea también así respecto a la ambición. Si es ésta la que maneja ahora nuestras vidas, es hora de cambiar de perspectiva.

Lo que era bueno para nosotras en una fase de nuestra vida, puede ser ahora mortal. Necesitamos hacer un balance y ver en dónde estamos en nuestras vidas.

(Anne Wilson Schaef de su Libro Meditaciones para mujeres que hacen demasiado).

frases-de-meditacion-osho-subir-a-lo-mas-alto